En Costa Rica, muchos cantones están en busca de convertirse ciudades inteligentes

Por Revista Summa

El pasado 1 de julio, debido a la caída de un cable en la planta eléctrica y redes de transmisión panameñas, Centroamérica experimentó un apagón que dejó cerca de 15 millones de afectados en toda la región.

Para evitar situaciones y emergencias de tales dimensiones, los administradores de servicios públicos en muchos países de Latinoamérica y el mundo han optado por utilizar los servicios de empresas dedicada a la recolección y análisis de datos que les ayuden a manejar con más rapidez y eficiencia las alertas ante coyunturas difíciles o situaciones de emergencia.

Caos y posibilidades de disminuir o evitar impactos

Hogares sin posibilidades de preparar alimentos, vías colapsadas por semáforos sin funcionar, empresas nacionales y multinacionales que vieron afectadas sus operaciones por la falta de electricidad son sólo algunos problemas como consecuencia de la falla eléctrica.

“Para las ciudades tiene una gran importancia la de administrar bien los recursos energéticos y utilizar sistemas avanzados de manejo de información y datos que les permita dar respuesta oportuna a problemas diarios o bien excepcionales que se dan en la administración de servicios públicos” comentó Randall Quirós, Director de SAP en Centroamérica. “Lo más importante de todo es saber que existen este tipo de soluciones y que hay entidades públicas que ya las están aplicando”, señaló.

Ciudades inteligentes: entre la innovación, la cohesión social y la sostenibilidad 

En Costa Rica, muchos cantones están en busca de convertirse ciudades inteligentes, donde exista un sistema de información y recolección de datos unificado. Heredia, Cartago y San Ramón son algunos de los cantones innovadores en temas digitales en el territorio costarricense.

Leer: Panamá cada vez más cerca de convertirse en una Smart City 

Por otro lado, en Latinoamérica, resalta el caso de la ciudad de Buenos Aires que ha buscado convertirse en una ciudad inteligente. Luego de análisis a profundidad de distintas opciones en el mercado, decidieron aplicar los sistemas de SAP para el manejo de gran cantidad de datos de los usuarios y las obras que administran. La ciudad opera con sistemas de SAP en más de 8.000 obras realizadas mensualmente que le permiten comunicar planes estratégicos, con operadores, sensores inteligentes y hasta encausar denuncias de los ciudadanos en redes sociales.

A partir de 2009 la ciudad de Buenos Aires decide implementar módulos de SAP para supervisar la gestión del mantenimiento y la limpieza en la ciudad. Gradualmente, en diferentes etapas, se fueron incluyendo todas las áreas de espacio público: limpieza, veredas, aceras, árboles, puentes, alcantarillado, parques, plazas, iluminación y semáforos. Como consecuencia directa, la ciudad empezó a obtener información fiable en tiempo real y a poder seleccionar y priorizar las actuaciones: una de las que se definieron como más relevantes fue la sustitución de las luminarias de la ciudad por tecnología LED y controles.

Gracias a la iluminación inteligente, Buenos Aires se ha convertido más segura, más sostenible con el cambio de 90,000 luminarias a tecnología led en la que cada una de las luces tiene una antena que transmite la información a un sistema central en donde un sistema llamado SAP-HANA, interviene y vincula esta información con los planes de operación. Así han logrado un mayor control del alumbrado público, de las operaciones de mantenimiento y un acercamiento más real a los problemas de corte de energía, vandalismo o la falla de una lámpara.

“Es importante mencionar que las lámparas de alumbrado público tienen una antena que avisa si es que está prendida o apagada. No se necesita mandar un personal para verificar si está o no funcionando, lo que representa un verdadero ahorro. Es una inversión que se torna necesaria y que se debe hacer poco a poco todos los años”, acotó Quirós.

Esta ciudad latinoamericana no sólo ha ahorrado en dinero e impacto ambiental, sino, se ha convertido en una ciudad más democrática y participativa, porque gracias a las operaciones que SAP diariamente realiza, en la gestión pública se puede involucrar la opinión y demandas de los vecinos.

Pin It on Pinterest

Share This