IFC también apoya activamente el desarrollo de asociaciones público-privadas.

Por Revista Summa
Georgina Baker, Vicepresidenta de IFC para América Latina y el Caribe, inicia hoy un viaje a Panamá con el objeto de analizar las oportunidades las oportunidades de inversión privada en sectores prioritarios tales como la construcción de viviendas para familias de bajos recursos, transporte y logística, servicios de agua y saneamiento, y acceso al crédito para pequeños y medianos emprendedores. Con $938 millones de dólares, la cartera comprometida de IFC en Panamá es la más grande entre los países de América Central. La Corporación Financiera Internacional (IFC en sus siglas en inglés) es la institución del Grupo Banco Mundial que apoya proyectos sostenibles en el sector privado.
«Panamá posee una de las economías de más rápido crecimiento en el mundo», indicó Baker. «Ha logrado avances significativos en la reducción de la pobreza. Aún así, persisten desigualdades, especialmente en áreas rurales y remotas. Para lograr un crecimiento sostenido, se requerirá que Panamá movilice inversiones privadas que mejoren la productividad y la calidad de vida».
Baker se reunirá con Isabel de Saint Malo de Alvarado, Vicepresidenta de Panamá, y Eyda Varela de Chinchilla, Ministra de Economía y Finanzas, para analizar las necesidades de desarrollo del país, incluyendo la movilización de capital privado y la implementación de asociaciones público-privadas para brindar servicios públicos de calidad que apoyen el crecimiento económico inclusivo.
Luc Grillet, Gerente Senior de IFC para América Central y el Caribe, y otros ejecutivos de IFC acompañan a Baker.
Durante su visita, Baker también se reunirá con representantes del sector bancario para abordar el financiamiento de proyectos de eficiencia energética, de pequeños y medianos empresarios, y de viviendas asequibles. Uno de cada cuatro panameños reside en viviendas precarias y la oferta de créditos hipotecarios es escasa. El acceso al financiamiento para las empresas también es limitado. En Panamá, menos del 20 % de las pequeñas empresas cuenta con una línea de crédito o préstamo bancario, en comparación con el 38 % de América Latina como región.
Baker, quien supervisa las operaciones de IFC en Europa y Asia Central además de América Latina y el Caribe, también se reunirá con clientes de los sectores de infraestructura y energía. IFC tiene un rol especialmente activo en proyectos de logística y puertos y en la diversificación de la matriz energética de Panamá mediante el financiamiento de iniciativas de energía limpia, como el parque eólico de Penonomé y AES Colón, el primer proyecto integrado de generación de energía a base de gas natural licuado en América Central.
IFC también apoya activamente el desarrollo de asociaciones público-privadas. Por ejemplo, está brindando asesoramiento a ETESA, la empresa de transmisión eléctrica del estado, con el fin de preparar una oferta internacional para la construcción y operación de la cuarta línea de transmisión del país.
Durante este primer viaje a Centroamérica como Vicepresidenta Regional, Baker también visitará Costa Rica y Honduras, destacando el compromiso de IFC con la región de América Central, donde IFC cuenta con una cartera de inversiones comprometidas de US$2.6 mil millones. El año pasado, los clientes de IFC en América Central aportaron 11.450 empleos, generaron electricidad para 850.000 personas y proporcionaron US$3.8 mil millones en financiamiento para micro, pequeños y medianos empresarios.

Pin It on Pinterest

Share This