Sin la fusión con Air Europa, IAG tiene en cartera otras opciones para reforzar sus posiciones sobre todo en América Latina, aunque no ha desvelado en qué compañías piensa.

Por EFE

Las aerolíneas Iberia y Air Europa, que operan entre España y América Latina, están en «fase avanzada» de negociaciones para «rescindir» el acuerdo por el que la primera pretendía hacerse con la segunda, inicialmente por mil millones de euros (unos 1.127 millones de dólares) y luego, por la pandemia de covid, por quinientos (unos 563,5 millones de dólares).

La matriz de Iberia, International Airlines Group (IAG), confirmó este miércoles a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, el regulador bursátil en España, que negocia la ruptura del acuerdo con Globalia, grupo propietario de Air Europa, en noviembre de 2019.

«IAG y Globalia confirman hoy que se encuentran en una fase avanzada las negociaciones para rescindir el acuerdo firmado el 4 de noviembre de 2019 y modificado el 20 de enero de 2021, según el cual la filial de IAG, Iberia, había acordado adquirir la totalidad de las acciones emitidas de Air Europa», dice el grupo en su escueto comunicado.

Esta confirmación de la intención de Iberia de renunciar a su intento de fusión con Air Europa, con la que se lleva meses especulando, llega incluso antes de que el próximo 4 de enero se agote el plazo en el que debe pronunciarse la Comisión Europea por los efectos sobre la competencia.

Las fuentes consultadas en el entorno de la operación explican que Iberia entiende que los quinientos millones que se pactaron con Globalia siguen siendo una cantidad muy alta, teniendo en cuenta el deterioro de los números de la segunda como consecuencia de la pandemia.

Ya en noviembre pasado Luis Gallego, consejero delegado del Grupo IAG -en el que están integradas, entre otras, Iberia y British Airways- dijo ser «más pesimista» sobre la operación y la situación no ha mejorado desde entonces, más bien al contrario, según las fuentes.

Gallego afirmó en esa ocasión que la compra solo saldría adelante si «sale la ecuación» entre las exigencias de Bruselas de deshacerse de rutas para garantizar la libre competencia, «las condiciones del Gobierno» español para un préstamo estatal de 475 millones de euros (unos 535 millones de dólares) que concedió a Air Europa y las condiciones de Globalia.

La Comisión Europea debía pronunciarse sobre la cesión de rutas a otras aerolíneas presentada por Iberia para garantizar la libre competencia, porque la unión de ambas podía generar problemas de concurrencia en unas 70 rutas en las que son las principales o incluso las únicas operadoras.

EL MERCADO DE AMÉRICA LATINA

Air Europa compite con Iberia en el mercado latinoamericano y, antes de la pandemia, se solapaban en muchos destinos como República Dominicana, Cuba, Panamá, Asunción, Bogotá, Buenos Aires, Miami o Nueva York.

Según el acuerdo vigente, si finalmente no prosperaba la compra, IAG debería abonar a Air Eurpa 40 millones de euros (unos 45 millones de dólares) como indemnización, aunque según el comunicado de hoy los grupos podrían estar negociando nuevos términos.

Sin la fusión con Air Europa, IAG tiene en cartera otras opciones para reforzar sus posiciones sobre todo en América Latina, aunque no ha desvelado en qué compañías piensa.

También Globalia podría explorar otras posibles compradoras: poco antes de que se anunciara la compra por Iberia negociaba con Air France-KLM, pero ambas están en situación más delicada porque han recibido ayudas públicas de sus respectivos estados.

Pin It on Pinterest

Share This