Las universidades públicas y privadas del país decidieron en las últimas horas suspender sus actividades académicas, debido a las protestas.
Por Ana Elsy Mendoza / Fotografía Betulio Cruz

Las protestas del movimiento que desde mayo exige mejoras a los sistemas de educación y salud se han intensificado y medios locales reportan sobre saqueos a comercios y desorden público en Tegucigalpa y otras ciudades importantes.

Además, se unieron al paro agentes de la escala básica de la Policía Nacional, parte de los elementos de las fuerzas especiales de la institución, aduciendo que exigirles “ir a reprimir al pueblo” violenta sus derechos.

Entretanto, a la media noche de ayer, el gobierno logró abortar el paro de los transportistas de carga pesada que tenían desabastecida de combustible a la capital. El arreglo incluye hacer un llamado a la empresa privada para que cumpla con el pago de US$1,24 por km recorrido y que no se aplicarán represalias contra ese gremio.

Pin It on Pinterest

Share This