El incremento en la factura petrolera en esos diez meses obedece al incremento del 82 % de las importaciones de combustibles, lo que muestra un mayor volumen demandado (15 %), aunado al alza en el precio internacional (58,2 %).

Por EFE

Honduras pagó US$1.503,9 millones entre enero y octubre de 2021 por concepto de importaciones de combustibles, un 77,7 % más que en el mismo periodo de 2020, y compró 2,3 millones de barriles más de hidrocarburos, informó este miércoles el Banco Central (BCH).

En los primeros diez meses del año la compra de combustibles, lubricantes y búnker para generación de energía eléctrica en Honduras aumentó US$657,7 millones con relación al mismo periodo del año pasado ( US$846,2 millones), indicó el Banco Central en un informe.

El incremento en la factura petrolera en esos diez meses obedece al incremento del 82 % de las importaciones de combustibles, lo que muestra un mayor volumen demandado (15 %), aunado al alza en el precio internacional (58,2 %), detalló.

El alza en los precios del petróleo ha sido impulsada por «la reactivación de la economía global, y una oferta restringida a nivel internacional», señaló el BCH.

El país centroamericano pagó US$478,8 millones por la compra de diésel, lo que supone un 79,6 % más que en los primeros 10 meses de 2020, cuando compró US$266,5 millones, añadió.

La entidad financiera agregó que la importación de gasolina superior le costó a Honduras US$343,9 millones, un 119,7 % superior a los US$156,5 millones pagados en el mismo periodo de 2020.

Honduras desembolsó US$190 millones por la adquisición de gasolina regular, lo que representa un 89,2 % más a los US$100,4 millones comprados en los primeros diez meses del año pasado, precisó el BCH.

La importación de búnker, principal materia prima para la generación de energía térmica, sumó US$246 millones, un 42,4 % más con relación al mismo lapso de 2020, cuando ascendió a US$172,8 millones.

También señaló que se compraron US$225,2 millones en queroseno, lubricantes y gas licuado para uso doméstico.

Honduras importó cerca de 18,17 millones de barriles de derivados del petróleo en los primeros diez meses, lo que representa 2,3 millones de barriles más a lo comprado en el mismo periodo de 2020, cuando sumaron 15,8 millones de barriles, según el informe del Banco Central.

En la factura petrolera fue incluida también la compra de energía eléctrica que Honduras hizo a otros países centroamericanos, que no identifica, por US$19,3 millones, 11,9 % menos a los US$21,9 millones comprados en los primeros 10 meses del año pasado.

Pin It on Pinterest

Share This