El programa también incluye medidas para “fortalecer la gobernanza y mejorar el ambiente de negocios con el fin de fomentar un crecimiento económico sostenible e inclusivo”, añadió el organismo financiero.

Por El Salvador 

Honduras logró este lunes un acuerdo “stand by” por dos años con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que le permitirá tener acceso a un crédito por 311 millones de dólares, informó el organismo multilateral en Tegucigalpa.

“Las autoridades hondureñas y el FMI llegaron a un acuerdo a nivel de personal técnico para una facilidad crediticia combinada de Derechos Especiales de Giro (Acuerdo Stand-by) y Servicio de Crédito Ampliado de 24 meses, por un monto de 311 millones de dólares”, indicó la misión del organismo al concluir una visita al país.

Las autoridades hondureñas planean usar “esta facilidad en forma precautoria”, señala el comunicado leído por el jefe de la delegación del FMI, Esteban Vesperoni, en rueda de prensa en la Casa Presidencial, en Tegucigalpa.

Agregó que el programa económico apoyado por el FMI apunta a “mantener” la estabilidad macroeconómica a través de reformas para garantizar la sostenibilidad de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), así como crear el espacio fiscal necesario para la inversión y el gasto social, manteniendo la estabilidad fiscal.

El programa también incluye medidas para “fortalecer la gobernanza y mejorar el ambiente de negocios con el fin de fomentar un crecimiento económico sostenible e inclusivo”, añadió el organismo financiero.
En diciembre de 2017 expiró el último acuerdo entre el Gobierno hondureño con el FMI, que tenía vigencia de 36 meses.

Las condiciones macroeconómicas de Honduras se mantuvieron “estables” en el 2018″ y el crecimiento del producto interno bruto (PIB) “se desaceleró” con relación al “desempeño dinámico” de 2017, ubicándose en el 3 % debido al “debilitamiento de los términos de intercambio, pero se mantuvo cerca de su potencial, apoyado por el consumo privado, que se vio impulsado por un importante crecimiento de las remesas internacionales”.

La inflación se mantiene “estable”, cerca del punto medio de la banda del 4 % fijada por el Banco Central de Honduras, debido a la caída de los precios del café y el incremento de los precios del petróleo, según el FMI.

A pesar del “déficit más alto de lo esperado” registrado por la ENEE, el sector público no financiero registra “un déficit del 0.9 % del PIB, en línea con la meta establecida en la Ley de Responsabilidad Fiscal” y el sistema financiero se mantiene “estable, líquido y bien capitalizado, con una morosidad a niveles históricamente bajos”.

Ante la desaceleración del crecimiento económico mundial, según el FMI, se anticipa que este año “el crecimiento se modere ligeramente a cerca del 3 %, manteniéndose, sin embargo, cercano a su potencial”.

Las políticas del programa económico apuntan a “un incremento de la productividad que apoyará el desempeño macroeconómico en los próximos años y crearán gradualmente el espacio fiscal para inversión pública y gasto social muy necesarios”.

La misión del FMI destacó que un objetivo “clave” del programa económico es “mantener la estabilidad macroeconómica y a la vez poner en marcha reformas económicas e institucionales para fomentar el crecimiento inclusivo”.

Esas políticas contribuirán a reforzar los logros ya alcanzados en materia de fortalecimiento del marco institucional y de políticas, añadió.

El programa preservará “los esfuerzos previos para la movilización de ingresos, aplicará la ley marco del sector eléctrico y pondrá la situación fiscal” de la ENEE en “una trayectoria sostenible”, dijo Vesperoni.

Además, se ha priorizado el mejoramiento de la gobernanza a través de medidas para incrementar la transparencia, por lo que esas reformas tendrán como fin “mejorar el marco de políticas macroeconómicas, elevar la calidad del gasto público y fortalecer el estado de derecho”.

Esas reformas, según el FMI, son “fundamentales para mejorar el ambiente de negocios e impulsar el crecimiento” en el país centroamericano.

Los representantes del organismo financiero se reunieron en Tegucigalpa con el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández; la ministra de Finanzas, Rocío Tábora; el titular del Banco Central, Wilfredo Cerrato; y altos funcionarios del Gabinete Económico, entre otros sectores.

Pin It on Pinterest

Share This