La experiencia de Honduras es un referente para la región en términos de cómo se ha coordinado el acceso a servicios a nivel municipal.

Por Revista Summa

 El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) destacó el proceso de recepción y reintegración de migrantes retornados que implementa el Gobierno hondureño con el objetivo de que puedan acceder a los servicios primarios para la reintegración familiar, laboral comunitaria y social.

El proceso de recepción y reintegración aplicado en Honduras fue abordado como un caso de estudio durante la Reunión de Expertos sobre el Retorno y Reintegración Adecuado e Integral de Niños, Niñas y Adolescentes Migrantes en el Norte de Centroamérica, México y Estados Unidos que se realizó en San Pedro Sula el miércoles y este jueves.

Para dar a conocer la metodología implementada por el Gobierno hondureño se desarrolló un panel que contó con la participación de Tania Padilla, jefa del Programa de Reintegración de Niñez Migrante de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf); Bryan Contreras, de la Dirección de Planificación y Gobernabilidad Local de la Secretaría de Gobernación, y Dea Nadine Quan, de la Oficina de Protección al Hondureño Migrante.

La especialista en tema migratorio de Unicef en Nueva York, Irene de Lorenzo Cáceres, aseguró que la experiencia de Honduras es un referente para la región en términos de cómo se ha coordinado el acceso a servicios de reintegración de migrantes a nivel municipal.

«La experiencia de Honduras es un estudio de caso a profundidad, porque la experiencia de Honduras es un referente para la región en términos de cómo se ha coordinado el acceso a servicios a nivel municipal», expresó la funcionaria de Unicef.

Articula oferta institucional

La jefa del Programa de Reintegración de Niñez Migrante de la Dinaf indicó que el Gobierno hondureño articula la oferta institucional con las municipalidades, brindando atención integral con un acompañamiento diferenciado de acuerdo a las necesidades del migrante retornado.

Padilla detalló que el programa de reintegración contempla tres líneas de trabajo: superación de la pobreza, reunificación familiar y protección especial.

Asimismo, indicó que a nivel nacional los migrantes retornados pueden acceder a programas de reintegración comunitaria y atención psicológica.

Además, se les motiva el espíritu empresarial para que establezcan su propia microempresa y tengan oportunidades de desarrollo en su tierra; en ese sentido, se otorgan beneficios de Crédito Solidario inmediato, capacitación y formación profesional para emprendimientos o empleabilidad, declaró Padilla.

Los actores involucrados en la reinserción de los migrantes son la Dinaf, Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (Sedis), Instituto Nacional de la Mujer (Inam), Secretaría de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional, Secretaría de Educación y Secretaría de Salud.

También participan Secretaría de Trabajo y Seguridad Social, Secretaría de Derechos Humanos, Secretaría de Gobernación, Justicia y Descentralización, Instituto Nacional de Formación Profesional, Secretaría de Desarrollo Económico, Registro Nacional de las Personas e Instituto de Desarrollo Comunitario, Agua y Saneamiento.

A partir de este año la Fuerza de Tarea de Atención al Migrante Retornado, que lidera la primera dama, Ana García de Hernández, trabaja en conjunto con la Asociación de Municipios de Honduras, la Secretaría de Gobernación y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) para establecer las Unidades Departamentales de Atención a los Migrantes Retornados (UDAR) y fortalecer las 16 Unidades Municipales de Atención al Migrante (UMAR) ya existentes.

Pin It on Pinterest

Share This