Representantes del FMI y  funcionarios de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), revisarán la Ley del Sistema Financiero para eliminar los resquicios legales que encuentran los lavadores de activos para limpiar las transacciones ilícitas.

Por: La Tribuna

Una comitiva de expertos en contrataque a ilícitos financieros del Banco Mundial (BM) y del Fondo Monetario Internacional (FMI), llegará a Honduras a finales de esta semana para asesorar reformas a las leyes que rigen el sistema financiero, informaron ayer autoridades del gobierno.

Las modificaciones se harán mientras se termina de liquidar de manera forzosa al Banco Continental de la familia Rosenthal, luego que tres de sus accionistas aparecieran en la lista de lavado de dinero del narcotráfico de la Oficina para el Control de Activos Extranjeros (OFAC) de Estados Unidos.

Los representantes del FMI y los funcionarios de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), revisarán la Ley del Sistema Financiero para eliminar los resquicios legales que encuentran los lavadores de activos para limpiar las transacciones ilícitas.

Mientras que los funcionarios del BM apoyarán los esfuerzos de la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI), para mantener funcionando las empresas aseguradas a la familia Rosenthal.

Asimismo, recomendarán los mecanismos para mayor coordinación entre el Ministerio Público, la Procuraduría General de la República y otras entidades ligadas al combate y castigo de la narcoactividad.

Revisarán, además, temas como los flujos ilícitos de capitales al exterior, que de acuerdo a Alejandro Villamar, miembro de Red Latinoamericana de Deuda, Desarrollo y Derechos (LATINDADD) que agrupa a instituciones y organizaciones sociales, anualmente de Honduras salen alrededor de US$3.294 millones  de manera ilícita.

Las cifras antes mencionadas son cotejadas por Global Finacial Integrity (GFI), afincada en Washington, tomando como base estadísticas del BM, del FMI y de la Organización de las Naciones Unidas.

REPERCUSIONES

Mientras que analistas consideran que la liquidación forzosa del Banco Continental, es un hecho histórico en el mundo de las finanzas, con repercusiones más negativas que positivas sobre la economía hondureña.

El gobierno señala que se salvó al país de quedar aislado financieramente, se argumenta que Banco Continental minutos después de haber incluido en dicha lista, las tarjetas de Visa y Mastercard, que manejaban sus clientes, fueron inhabilitadas automáticamente desde el exterior.

No obstante, economistas como Nelson Ávila, enumera cinco repercusiones derivadas del cierre forzoso del otrora imponente Grupo Continental, que manejaba el 5% del PIB del país, cuyo total el Banco Mundial lo valora en US$18.500 millones. Además, que es un caso aislado, mediante el cual se preservó la estabilidad de la banca hondureña, por otro lado, se enfatiza que el impacto sobre el Producto Interno Bruto (PIB) 2015, andará por el medio punto.

El deterioro de la imagen del país en el exterior, es una de las primeras consecuencias que visualiza Ávila, como “segundo punto, aumenta el riesgo país, porque nadie va invertir en un país, donde la ley la dictan desde el exterior. También la dictan sin que haya resolución jurídica”.

La tercera es consecuencia de las anteriores, porque al aumentar el costo de riesgo país, suben los valores para la inversión, como los seguros, aspectos que son decisivos por los financistas extranjeros.

ESTABILIDAD

“El cuarto punto, es que en tasas comparativas”, el país se ve en desventaja ante vecinos como Nicaragua o El Salvador, donde reina cierta estabilidad jurídica, así “la tasa de ganancia en Honduras debe de 4 a 5 puntos superior”, en comparación al resto del istmo.

Como quinta consecuencia, ubica al hecho que al caer los niveles de Inversión Extranjera Directa (IED) se cae el empleo, debido a la disminución del consumo y la producción, lo que redunda en más pobreza.

Ávila afirma que la liquidación forzosa “es un problema caótico”, derivado al auge del narcotráfico, fenómeno que para el Foro Social para la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh), empezó a afincarse desde hace 25 años.

El director de investigaciones del ente antes mencionado, Rodulio Perdomo, lo primero que se debe de valorar es la pérdida de libertad de expresión con el cierre de Diario Tiempo, “porque el país necesita pluralidad de enfoques”.

En cuanto al tema meramente económico, afirma que “es obvio el cierre está impactando a miles de familias”, al tiempo de indicar que se viene “una disminución del consumo y desincentivo para la producción”.

“Es decir, la gente no estará produciendo más, porque habrá poco consumo, no se ve bien que se puedan alcanzar las metas del PIB este año, dadas estas circunstancias a partir de octubre”.

EMPLEO

“Sin duda alguna, el desempleo crecerá, esperamos que llegue un poco arriba del 10%”, afirma. En cuanto al futuro del conglomerado de empresas de la familia Rosenthal, sostiene que les espera “como tal tiende a desaparecer, no de manera súbita, sino de manera gradual”.

Coincide Ávila, en que la IED “verá con mucho riesgo venir a invertir. Honduras tiene que hacer un esfuerzo de promoción del país para atraer Inversión Extranjera Directa”.

La muerte gradual de las empresas sobrevendrá al “caer la fuente de recursos que sostiene a estas empresas”, entonces, “creemos de poco a poco se irán cayendo, porque los empresarios ya no van a estar al frente”.

En relación a las reformas a las leyes que vienen a apuntalar el FMI y el BM, Perdomo cree que se tratará de reducir el impacto de darse otra situación, tomando en cuenta que Honduras no tenía una experiencia en este campo. “Estoy seguro que el Fondo sabe que va a caer por lo menos un punto el crecimiento del PIB, tendrán que hacer las provisiones necesarias”, apuntó.

Valoraciones preliminares del Fosdeh indican que la zona norte será la más afectada, porque es donde el Grupo Financiero Continental tenía la mayoría de sus inversiones en sectores como el agrícola, café y palma aceitera.

De acuerdo a expertos, lo rescatable de esta situación es que se busca sacar al narcotráfico de la banca, pero con resultados dolorosos para la sociedad que en resumen se busca evitar entrar a la categoría de “estado fallido”.

ASFIXIA

Asimismo, coinciden en que una muerte lenta, pero segura es la que les espera a las empresas del conglomerado de Banco Continental, al ser asfixiadas por la falta de financiamiento y la incapacidad para hacer negocios con el resto de empresas que temen entrar en la lista de la OFAC.

Son alrededor de 53 compañías las que conformaban el grupo de empresas de la familia Rosenthal; financieras, agrícolas, bienes raíces y medios de comunicación, entre otras, que dependían del banco liquidado.

Diario Tiempo, uno de los medios de comunicación del Grupo Continental, se despidió de sus lectores, al perder el sustento financiero, debido al congelamiento de las cuentas en manos de la empresa matriz con sede en Panamá.

No obstante, la OABI por medio de un equipo interagencial, conformado por el Poder Ejecutivo, estaría echando a andar las empresas aseguradas para reducir el impacto económico.

 

Pin It on Pinterest

Share This