La plataforma detiene el fraude antes de que ocurra al permitir controles minuciosos del gasto con tarjetas de crédito que pueden ser actualizados en cualquier momento.

Por Revista Summa

La tarjeta de crédito es un instrumento financiero de mucha utilidad, siempre y cuando se utilice de manera racional y prudente, sin caer en excesos que terminen por asfixiar el bolsillo. Un estudio del Ministerio de Economía encontró que los costarricenses adeudan ¢1.465.061 millones de colones (o 1.4 billones), lo cual representó un aumento de 1,2% con respecto al año anterior en la morosidad de 1 a 90 días.

Una plataforma llamada Monibyte -creada en Costa Rica por la Fintech IMPESA- le permite a las empresas y a particulares gestionar sus gastos y, por ende, evitar ser parte de las estadisticas oficiales de endeudamiento. En el caso de las compañías, tienen la posibilidad de aplicar algunas limitaciones a los colaboradores que utilizan tarjetas de crédito del negocio. Y si se trata de una familia, esta misma gestión se hace cuando una mamá o un papá desean limitar a sus hijos el uso del plástico y su gasto.

Adicionalmente, Monibyte se ha convertido en una útil herramienta para que, mediante ese control de gastos, se reduzcan los riesgos de fraude, que usualmente se descubren cuando se examinan los estados de cuenta mensuales, mucho después de que el hecho delicitivo se produjo. Solo en el primer semestre de este año se reportaron 27 casos de fraudes con tarjetas de crédito, según datos de la Oficina del Consumidor Financiero.

“Monibyte detiene el fraude antes de que ocurra al permitir controles minuciosos del gasto con tarjetas de crédito que pueden ser actualizados en cualquier momento y sin necesidad de ponerse en contacto con el banco. Con esto, todo intento de gasto que no haya sido previamente aprobado por el dueño de la tarjeta se rechaza automáticamente”, indicó Mario Hernández, presidente de IMPESA.

Casos concretos

Monibyte es un gran aliado de las empresas, pues evita compras no autorizadas. Por ejemplo: si los responsables de un negocio le dan una tarjeta de crédito a un colaborador  pueden programarla para que no acceda a compras indebidas y evitar a tiempo cualquier irregularidad. Este dolor de cabeza también lo puede evitar una familia con respecto a los gastos de sus hijos. Tanto en el caso empresarial como familiar se pueden aplicar restricciones de uso de las tarjetas y notificaciones de forma oportuna cuando haya intentos de adquisiciones por montos superiores a los autorizados.

Con Monibyte las personas y compañías también tienen la capacidad de implementar varias restricciones de seguridad, bloquear y desbloquear de manera temporal las tarjetas, generar reportes de consumos en tiempo real, activar un sistema inteligente de notificaciones y alertas mediante correo electrónico o mensaje de texto, y gestionar los parámetros de autorización de cambios que eliminan virtualmente el uso indebido y fraude con las tarjetas.

“Nuestro sistema le permite a los usuarios decidir cuándo, cuánto, en cuál moneda, cuáles días de la semana, en cuáles comercios, con cuál frecuencia, y en cuáles zonas se pueden utilizar las tarjetas”, agregó Hernández.

Monibye está actualmente disponible en nuestro país en el Banco Nacional, Cafsa y Lysto.

Recomendaciones de seguridad

Para IMPESA la seguridad es una preocupación constante, por lo que es importante que los tarjetahabientes tomen en cuenta estas recomendaciones para evitar problemas por fraudes, compras no autorizadas o reportes de extracción de dinero en cajeros automáticos.

  • Nunca le preste su tarjeta a nadie.
  • No firme nunca un recibo en blanco. Revise el recibo y trace una línea en todos los espacios en blanco que aparezcan por encima del total para que no se pueda cambiar el monto de su transacción.
  • No escriba nunca el número de su cuenta en un papel que después pueda perder.
  • No dé el número de su cuenta de tarjeta de crédito por teléfono o Internet, a menos que sepa que la persona con la que está tratando representa a una compañía de buena reputación.
  • Guarde sus recibos y los impresos de los recibos de sus transacciones en línea para poder conciliar los cargos con su factura.
  • Lleve consigo únicamente las tarjetas que prevé usar.
  • Guarde un registro de los números de sus cuentas, las fechas de expiración y los números de teléfono de cada emisor de tarjeta para poder reportar rápidamente la pérdida.

 

Pin It on Pinterest

Share This