La pandemia de la COVID-19 supone “una amenaza financiera significativa” en la educación superior del Reino Unido.

Por EFE

Trece universidades británicas afrontan una “perspectiva muy real” de insolvencia a causa de la crisis del coronavirus a menos que reciban una ayuda del Gobierno, sugiere hoy un análisis del Instituto de Estudios Fiscales (IFS, en inglés).

Los centros académicos con el mayor número de estudiantes internacionales son los que afrontan la mayor caída de sus ingresos, indica el estudio, que no nombra las universidades en dificultades, pero algunas figuras entre las mejores del ranking del Reino Unido.

La pandemia de la COVID-19 supone “una amenaza financiera significativa” en la educación superior del Reino Unido, y muchas instituciones se han quedado con activos reducidos, agrega.

El citado instituto puntualiza que las pérdidas totales para el sector de la educación superior son “inciertas”, pero pueden estar entre los 3.000 millones de libras (unos 3.330 millones de euros) y los 19.000 millones (unos 21.900 millones de euros).

La caída de los ingresos responde a la menor cantidad de alumnos extranjeros que se matriculan en las universidades y, por lo tanto, menores ingresos también por el alojamiento de estos estudiantes.

La investigación sugiere que 13 de las 165 universidades pueden no tener suficientes reservas de activos, con lo que no saldrían adelante “sin una ayuda del Gobierno” británico.

El Sindicato Nacional de Estudiantes señaló que “nuestras universidades y los empleos de miles de académicos y personal de apoyo están ahora en riesgo” y admitió estar “especialmente preocupado por el riesgo que la inestabilidad supone para (la educación de) los estudiantes”.

Pin It on Pinterest

Share This