Algunas de las medidas adoptadas durante los primeros meses de la pandemia del COVID-19 formarán parte de los nuevos beneficios laborales que buscan atraer y retener el talento.

Por Revista Summa

Luego de más de seis meses de recortes, suspensiones y subsidios, las empresas comienzan lentamente a incorporar a tiempo completo a los trabajadores que quedaron bajo estos esquemas durante la crisis de COVID-19.

El 13% de las compañías de Guatemala planea regresar a jornada completa su planilla en los siguientes tres a seis meses, según la Encuesta de Expectativas de Empleo ManpowerGroup, publicada el pasado 8 de septiembre.

Sin embargo, con esta reincorporación, habrá una “nueva normalidad”, por lo que las empresas se preparan para adaptarse a ella y brindar a sus empleados herramientas para ejecutar el trabajo eficazmente y de manera segura.

Para esto, los directivos incluyen una evaluación sobre los resultados del home office o trabajo remoto y, según su éxito y productividad, consideran su continuidad para aligerar la presión en transporte, servicios, para proteger la salud de los trabajadores y sus familias. Con esto también buscan impulsar el impacto social en las comunidades, en donde más trabajo en sitio pueda requerirse por otras organizaciones.

De acuerdo con el estudio de ManpowerGroup, los empleadores planean ofrecer nuevas opciones a los empleados, como horarios flexibles o reducidos (77%) y trabajar a distancia parte del tiempo (51%).

“Se tiene claro que el trabajo remoto ya es parte de la normalidad temporal, pero su continuidad también está sujeta de atender consideraciones de ciberseguridad y compromiso de los empleados”, declaró Andrés Jesús Soto, Gerente de País de ManpowerGroup Guatemala.

Otros de los incentivos que los empleadores ofrecerán a sus trabajadores son ofertas de salud y bienestar (66%) y oportunidades para aprender y desarrollar nuevas habilidades (63%).

“Esto es alentador, ya que el 89% de las personas consideraría aceptar beneficios adicionales en lugar de un aumento de salario, por lo que se recomienda incluir este tipo de facilidades. En lo que a capacitaciones se refiere, el 96% de los empleados a los que se les ofrece formación gratuita aprecia su trabajo, pero indica que también necesita tiempo, apoyo y orientación para aprovecharla. Las empresas deben contar con una cultura de aprendizaje para atraer y retener al mejor talento y para alentar a toda su fuerza laboral a participar en procesos de aprendizaje continuo”, añadió Soto.

Pin It on Pinterest

Share This