El grupo ha tomado la decisión de concentrarse y potenciar su faceta de inversionista, a través de un innovador fondo de inversión orientado a abrir más posibilidades a las empresas.

Por Revista Summa

Desde 2009 ha levantado y operado compañías desde cero. La más representativa ha sido UassistME, dedicada al outsourcing de tareas administrativas, con base en El Salvador y clientes en todo el mundo. Hoy, Grupo Colabora cuenta con un equipo de 350 personas y crece a un ritmo acelerado, con la meta de triplicar su tamaño para los próximos 36 meses.

Además, durante su trayectoria ha desarrollado otros proyectos: un espacio de coworking, dos edificios de residencia estudiantil, un edificio de oficinas y la Fundación Colabora, en creada en 2019 para promover el emprendimiento en El Salvador.

Como complemento de su accionar, desde 2012 ha sido inversionista ángel en empresas de su red de contactos, en la región y en Estados Unidos. No obstante, después de 12 años, los fundadores han decidido retirarse de la operación diaria de sus negocios para concentrarse en su faceta de inversionistas, a través de un nuevo fondo de inversión denominado Colabora Ventures.

“Llevamos cerca de siete años de invertir en startups, pero a partir del 2020 tomamos el tema más en serio. A través de un fondo propio hemos potenciado emprendimientos en la región y otras partes del mundo. En el último año hemos invertido en unas 45 empresas de diferentes rubros con fondos propios, pero en 2022 lanzaremos Colabora Ventures, un fondo abierto a inversionistas acreditados que permitirá tener un bucket más grande y acceder a otras oportunidades”, explica Alfredo Atanacio Cader, cofundador de la organización.

Inversión en startups

De las empresas en las que han invertido en los últimos años, un poco menos de la mitad está en etapa seed o preseed, lo cual significa que el riesgo es muy alto, pero el retorno tiene el potencial de ser enorme. Según Atanacio, la oportunidad de un upside es suficiente como para compensar el nivel de riesgo.

“Un ejemplo es el de Chipper Cash, una empresa en la que invertimos a una valuación de US$45 millones y que recién fue declarada “unicornio”, con una valuación mayor a US$1.000 millones», destaca.

Su experiencia del lado “emprendedor” le permite al grupo tener un buen olfato para detectar oportunidades con el balance entre valuación y potencial que permita los retornos esperados. Asimismo, tiene acceso a las oportunidades de inversión en etapas tempranas (más de 100 al mes), la mayoría de las cuales ya han sido investigadas por los VCs (Venture Capitalists) más reconocidos del mundo.

“También hemos desarrollado un algoritmo que nos ayuda a determinar cuáles son las inversiones que tienen mayor potencial de retorno. Esta herramienta es alimentada con data de eventos de liquidez exitosos y datos actuales del mercado de inversión.

Apuntamos a desplegar el 65% en los próximos 24 meses y reservar un 35% para los rounds de inversión subsiguientes”, afirma.

Pin It on Pinterest

Share This