Según director, se necesitan unos US$20 millones por cada puesto fronterizo.

Por El Salvador

Para que El Salvador tenga puestos fronterizos modernos y a la altura de sus pares más desarrollados, el país requiere invertir alrededor de $20 millones en cada uno, consideró este miércoles el director general de Aduanas, Armando Flores.

Y es que, de acuerdo con el representante del Ejecutivo, el más de US$1 millón que se invierte en El Poy- que será el primer punto integrado en el marco de la incorporación profunda de la Unión Aduanera con Guatemala y Honduras- y los otros US$1.5 millones estimados como mínimos para el resto de puntos fronterizos, no son suficientes.

“Estimamos que la inversión para los puestos fronterizos es de US$1.5 millones pero esa es la mínima porque el país necesita, digámoslo francamente, una verdadera inversión al nivel de lo que vamos a hacer en Anguiatú y El Amatillo con Fomilenio II”, explicó Flores.

El programa de Fomilenio II incluye la construcción de infraestructura en cruces fronterizos. Según Flores, la renovación de estas dos fronteras implicarán una inversión total de US$40 millones.

Para el funcionario, el proyecto de la Unión Aduanera entre los países del Triángulo Norte de C.A. está promoviendo que El Salvador haga su parte en una renovación de sus fronteras y espacios aduaneros, aunque su ejecución siempre depende de los recursos económicos de los que se dispongan.

“El Salvador tiene una expectativa que el Fondo Estructural nos apalanque inversiones en el futuro, así como apoyó a Guatemala y Honduras en su momento, pero hay gestiones con distintos organismos que eventualmente pudieran también ayudarnos”, dijo.

En el caso de la aduana en Chalatenango, el Ministerio de Hacienda asegura que los trabajos están en su fase final de manera que la obra será entregada a finales de noviembre para su inauguración oficial a principios de diciembre.

En El Poy se trabaja en la construcción de cuatro carriles para atender las exportaciones, así como tres para tramitar las operaciones de importación; la integración de los sistemas informáticos, la construcción de dos domos, un carril con banda de rodaje automática (tipo autobanco) para el envío de documentos sin bajar del vehículo y la iluminación.

En aras de establecer líneas de acción comunes en materia de ética y transparencia, Aduanas y la Asociación de Agentes Aduaneros de El Salvador (ASODAA) firmaron ayer un memorando de entendimiento.

Con este acuerdo la asociación y el Gobierno pretenden encontrar soluciones a los principales problemas logísticos del país así como prevenir actos de corrupción y a desarrollar un código de ética con el que trabajen de una mejor forma.

Estos acuerdos pretenden reforzar el trabajo nacional frente a Honduras y Guatemala que ya trabajan coordinadamente para agilizar el comercio.

Pin It on Pinterest

Share This