El FMI afirmó que Panamá se ha visto obligado a pedir esta asistencia financiera de emergencia ya que el virus, que hasta el miércoles había causado 3.751 contagios.

Por La Estrella

El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó una solicitud de emergencia para el desembolso de 515 millones de dólares a Panamá para ayudar al país a satisfacer sus necesidades urgentes de la balanza de pagos derivadas del combate a la pandemia del COVID-19.

Así lo anunció este jueves la institución en un comunicado en el que explicó que la aprobación del crédito a Panamá se llevó a cabo a través de la ventanilla de Financiamiento Rápido (IFR), que proporcionará a las autoridades panameñas los recursos oportunos para movilizar los gastos de salud y apoyos esenciales relacionados con los efectos del coronavirus, en especial sobre la población más vulnerable.

El FMI afirmó que Panamá se ha visto obligado a pedir esta asistencia financiera de emergencia ya que el virus, que hasta el miércoles había causado 3.751 contagios y 103 fallecidos en el país, ha golpeado a la economía panameña y causado un incremento del déficit presupuestario.

«La pandemia ha debilitado significativamente las perspectivas macroeconómicas de Panamá para 2020 y ha abierto una brecha en la balanza de pagos estimada en alrededor de 3.700 millones de dólares», apuntó la institución.

Esta concesión fue aprobada este miércoles después de que el Gobierno de Panamá solicitara superar el límite de déficit fiscal -con límites legales que son vinculantes de 2021 en adelante- y anunciara un paquete de medidas fiscales para aumentar el gasto sanitario e incrementar las transferencias a los más necesitados en el marco del programa «Panamá Solidario».

El IFR es una herramienta del FMI para proporcionar recursos a las autoridades que los necesiten de ,anera urente para movilizar gastos de salud y apoyo esenciales a la población vulnerable en relación con la COVID-19.

El subdirector gerente del FMI, Mitsuhiro Furusawa, señaló en el comunicado que en Panamá «persisten importantes incertidumbres y las consecuencias económicas podrían intensificarse aún más si se extienden más las medidas de contención» del virus, con la prolongación de la cuarentena de la población decretada.

Por ello, consideró que para abordar la crisis se deben tomar medidas como reorientar la política fiscal hacia las prioridades a corto plazo para mitigar el impacto de la pandemia, la relajación de los límites de déficit y asegurar que la relación entre deuda pública y el producto interior bruto (PIB) se mantenga en un camino sostenible una vez el virus retroceda.

El Fondo señaló que las autoridades panameñas también están buscando el apoyo de otras instituciones multilaterales para hacer frente a la pandemia.

Pin It on Pinterest

Share This