Según el FMI, la economía estadounidense crecerá un 2,3 % este año y el 1 % el que viene.

Por EFE

El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió este martes de que aunque no prevé que la economía estadounidense caiga en recesión este año y el que viene, un «pequeño schok podría ser suficiente» para llevarla a ese escenario.

El margen que tiene Estados Unidos para evitar la recesión es «muy estrecho», dijo en este sentido Pierre-Olivier Gourinchas, director del departamento de estudios del Fondo, en la presentación de la revisión de las perspectivas globales.

Según el FMI, la economía estadounidense crecerá un 2,3 % este año y el 1 % el que viene. Estas estimaciones reducen en 1,4 y 1,3 puntos, respectivamente, las de abril.

Gourinchas admitió que hay varios indicadores que apuntan a una ralentización de la primera economía mundial y, aunque recalcó que el mercado laboral es fuerte con una tasa de desempleo de sólo el 3,6%, advirtió de que la política monetaria restrictiva -que ya se está aplicando para combatir la inflación- puede llevar a un mayor enfriamiento económico y a peores datos de empleo.

Recordó que las previsiones del Fondo no contemplan recesión económica ni en 2022 ni en 2023 para este país.

Y aunque reconoció que técnicamente se habla de recesión con dos trimestres seguidos de caída -lo que puede confirmarse este jueves-, insistió en que el concepto es «un poco más complejo».

En cualquier caso reconoció que aunque no haya recesión eso no significa que la gente no vaya a notar que la economía se está ralentizando y no esté sintiendo en sus bolsillos la subida de los precios, como ya está ocurriendo.

Pin It on Pinterest

Share This