¡Últimos días! Sea parte del especial financiero: Bancos y Aseguradoras.

¡Últimos días! Sea parte del especial financiero: Bancos y Aseguradoras.

FMI aprueba US$389 millones para El Salvador para enfrentar la pandemia del coronavirus

Abr 15, 2020 | COVID-19, Economía, Noticias de Hoy

Revista SUMMA
Somos el principal grupo editorial de revistas en América Central y el Caribe.

Tiempo de lectura: 2 Minutos

Este es el primer desembolso en el marco de un acuerdo de préstamo del FMI al El Salvador en más de tres décadas.

Por El Salvador

El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó este martes un fondo de $389 millones en el marco del Instrumento de Financiamiento Rápido (IFR) para ayudar al país a enfrentar la urgente necesidad de balanza de pagos derivada de la pandemia del coronavirus y dirigir fondos rápidamente a los sectores más afectados del país, incluido el sistema de salud.

Estos fondos son parte de los US$2.000 millones aprobados por la Asamblea Legislativa para afrontar la pandemia.

Según comunicó el organismo, esta asistencia financiera de emergencia representa el primer desembolso del FMI a El Salvador en más de tres décadas en el marco de un acuerdo de préstamo.

“El FMI continúa monitoreando de cerca la situación de El Salvador y está dispuesto a brindar asesoría en materia de políticas y apoyo adicional según sea necesario”, afirmó el FMI en un comunicado oficial.

“La pandemia de COVID-19 está afectando gravemente a El Salvador, creando una urgente necesidad de balanza de pagos. Las autoridades han adoptado medidas rápidas para mitigar las consecuencias económicas de la pandemia, las cuales incluyen transferencias focalizadas de efectivo a hogares vulnerables y de alivio tributario para las empresas afectadas”, señaló.

“El financiamiento de emergencia del FMI en el marco del Instrumento de Financiamiento Rápido proporcionará la liquidez necesaria para apoyar la respuesta de las autoridades ante la crisis, ayudará a financiar el aumento del gasto en salud y catalizará asistencia adicional por parte de otros organismos multilaterales, que se requiere para reducir la brecha de financiamiento restante y aliviar la carga del ajuste. Es fundamental asegurar el desembolso oportuno de los fondos, así como la transparencia en su rendición de cuentas y presentación de informes con el fin de garantizar su uso apropiado”, agregó.

Ajuste fiscal para 2021
Pero el préstamo también trae consigo el compromiso de comenzar un ajuste fiscal gradual a partir de 2021, con el objetivo de lograr una estabilidad macroeconómica.

“La estabilidad macroeconómica debe preservarse al permitir que estas medidas temporales concluyan el año entrante–una vez que la pandemia haya concluido–y al comprometerse a un ajuste fiscal gradual a partir del 2021. Dicha estrategia debería tener como objetivo un equilibrio fiscal primario del 3.5 por ciento del PIB para finales de 2024”, señala el organismo.

Agrega, además, que el país debe trabajar porque su deuda pública llegue al 60 % del PIB en 2030 “asegurando el cumplimiento con la Ley de Responsabilidad Fiscal”, señala el documento.

De acuerdo con diferentes analistas consultados por este periódico, la solicitud de US$2.000 millones que hizo el Gobierno elevará a más del 80 % del PIB.

Además, se prevé que el déficit fiscal incremente en más de US$1.200 millones, lo que obligará al Gobierno a redoblar esfuerzos para incrementar ingresos y reducir gastos.

El organismo señaló en su comunicado que “continúa monitoreando de cerca la situación de El Salvador y está dispuesto a brindar asesoría en materia de políticas y apoyo adicional”.

K

Artículos Relativos