Los Centennials llegaron al mundo laboral en un momento de incertidumbre sin precedentes y la flexibilidad laboral será clave para atraerles y retener su talento.

Por Revista Summa

Nacidas después de 1996 y hasta 2012, las personas de la denominada Generación Z son conocidas como Centennials y hoy tienen entre 7 y 22 años. Hijos de Millennials, esta nueva camada de trabajadores prioriza los espacios de trabajo flexibles, la confianza de sus superiores y la comodidad de poder organizarse laboralmente de la manera que les parezca más conveniente.

Aunque desde incluso antes de la pandemia, la “Gen-Z” ha crecido en un contexto de incertidumbre, según la investigación “Lo que los trabajadores quieren”, lanzada este año por ManpowerGroup, los integrantes de esta generación son personas positivas, que valoran el espacio y, a su vez, la posibilidad de reunirse con los colegas en el lugar de trabajo. 

Las adversidades dieron lugar a una generación pragmática e independiente, lista para construir un futuro mejor de la mano del trabajo híbrido” comenta Juan Pablo Bustamante, Director de WeWork Costa Rica y Perú. “Su atracción y retención implica construir un espacio laboral flexible, de modo que encuentren un balance entre sus responsabilidades laborales y su vida personal” agrega. 

En Costa Rica, la demanda de modelos híbridos de trabajo aumenta y el crecimiento de empresas como WeWork lo evidencia. De acuerdo con datos locales, desde febrero de 2020 a la fecha, WeWork recibió 4 veces más personas en sus espacios. Dicho incremento es adjudicado por Bustamente al modelo de trabajo “satélite” de la empresa o Hub-And-Spoke, el cual le da la libertad a sus usuarios de poder manejar sus responsabilidades desde el lugar que elijan, respondiendo a la tendencia de esta camada de trabajadores de desempeñar sus funciones desde distintos lugares o países.

El trabajo híbrido y la generación Z

Los centennials, como nativos digitales, son expertos en tecnología, tienen una visión del mundo socialmente consciente y mayores niveles de educación que la fuerza laboral actual. Para atraerles y apoyarles, los líderes deben tomar en cuenta tres áreas clave: confianza y mentoría, diversidad e inclusión y salud mental. 

Tras los efectos de la pandemia, las investigaciones muestran que la generación Z quiere volver a la oficina, pero no a tiempo completo. Un estudio de Bloomberg realizado en agosto de este año señala que la causa de esto podría ser que el 72% de los Centennials no cuentan con un espacio de oficina en casa exclusivo y que el 86% comparte su hogar con al menos un adulto más. 

A su vez, esta generación quiere los beneficios sociales del trabajo presencial, y el 41% afirma que se perdería la mentoría al trabajar de forma remota. De acuerdo con una encuesta realizada por YouGov, a casi el 50% le preocupa que el trabajo remoto esté afectando su avance profesional y la posibilidad de recibir un ascenso. El 20% quiere trabajar desde la oficina todos los días, pero el 70% preferiría una modalidad híbrida.

En este sentido, la evidencia demuestra que el modelo de trabajo híbrido ha llegado para quedarse y que, para avanzar y retener a sus colaboradores, hoy en día es clave para las empresas contar con espacios flexibles e inclusivos que prioricen la salud mental de sus colaboradores.

Pin It on Pinterest

Share This