Ambas empresas alcanzaron un acuerdo condicional basado en la oferta pública de ocho euros por acción ordinaria de TNT.

Por: Marketing Directo 

La compañía de mensajería de Estados Unidos acaba de cerrar un acuerdo de adquisición de su competidora TNT Express por la friolera de 4.4000 millones de eurosen un intento por crecer en el viejo continente.

Con este movimiento, que ha contado con el apoyo de todo el consejo de administración deTNT, la holandesa se contrapone al duro revés sufrido en 2013, cuando la Comisión Europea prohibió que fuera comprada por UPS, otro gigante de mensajería estadounidense, por 5.200 millones de euros para evitar una situación de monopolio en el sector. Entonces esto supuso un importante golpe para el grupo, que advirtió a sus inversores de que los datos no mejorarían al menos hasta 2016.

La conclusión de la operación será en 2016, y ambas compañías han declarado que respetarán los convenios “para evitar despidos de gran envergadura”. Sin embargo, a los sindicatos holandeses esta noticia les ha supuesto toda una sorpresa ya que según ellos parecía que la compañía estaba en vías de recuperación. Además, temen que haya más despidos “porque los estadounidenses suelen trabajar con más autónomos que trabajadores fijos”, recoge El País.

FedEx, que cuenta con 325.000 empleados y posee unos datos mejores que los de TNT, con unos ingresos superiores a los 40.000 millones de euros, abrirá su sede europea cerca de Ámsterdam, en Hoofddorp. Por su parte TNT, que tiene 50.000 trabajadores, se deshará de su división de reparto aéreo, pero continuará sus instalaciones en Bélgica.

Si en última instancia el acuerdo no se materializase porque FedEx se retirase, TNT percibiría 200 millones de euros, mientras que si fuera al revés la holandesa deberá pagar a la estadounidense 45 millones de euros.

Pin It on Pinterest

Share This