Nicaragua podría sacarle mayor provecho a las plantaciones forestales

Por Nuevo Diario

“Los bajos niveles de infraestructura vial, portuaria y aérea limitan la dinámica económica del país, así como la interconexión a zonas alejadas o aisladas, especialmente en la Costa Caribe”, señala el documento “La Ruta para Construir una Nicaragua con Visión de Nación”, que presentó ayer la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides).

De acuerdo con ese documento, en Nicaragua “hay potencial para implementar más proyectos de infraestructura vial”, ya que “Nicaragua cuenta con 23,897 kilómetros de carreteras, de las que apenas solo un 13 por ciento están pavimentadas”.

Al celebrar sus 10 años de fundación, el centro de pensamiento económico presentó ese documento, que se enfoca en cinco áreas (Políticas productivas, públicas y privadas; Política social; Infraestructura  y sector energético; Institucionalidad y derechos de propiedad; y Política ambiental) para construir una visión de nación y alcanzar la transformación productiva del país.

TRANSFORMACIÓN PRODUCTIVA

A Nicaragua no le convendría ponerse a producir turbinas de avión de la noche a la mañana para elevar el nivel de complejidad de su producción exportable, pero sí podría darles un mayor valor agregado a productos que ya tiene y que los vende al exterior con poca o cero transformación, para dar pequeños saltos en materia de transformación productiva, recomendó Funides.

Por ejemplo, Nicaragua podría sacarle mayor provecho a las plantaciones forestales, dejando de exportar solo tablones de madera y pasando a elaborar otros productos, como muebles, puertas, cielorrasos, materiales prefabricados de madera, entre otros, ejemplificó Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de Funides.

“Si somos exitosos en atraer una inversión que ya no exporte la madera en tabla, por ejemplo, una inversión que genere la transformación de estos productos, estaríamos avanzando un poquito más en la complejidad (productiva)”, afirmó Chamorro.

Otro ejemplo es el del alcohol desnaturalizado, que producen los ingenios de Nicaragua y podría servir de insumo a otros productos con mayor transformación: cosméticos, como cremas de afeitar y desodorantes; pinturas y barnices; insecticidas, entre otros.

“Entonces estamos creando productos que tienen una posibilidad de moverse hacia inversiones claves y poder utilizar lo que ya estamos haciendo, para hacerlos más complejo y tratar de ganar puntos en materia de complejidad económica”, señaló el director ejecutivo de Funides.

Por otra parte, Nicaragua ya exporta arneses automotrices, pero, de acuerdo con Chamorro, debería buscar cómo producir otras piezas para los vehículos, como la cobertura de los asientos.

“Dentro de esa cadena de valor es posible buscar inversiones que permitan ir produciendo otras piezas del vehículo, como lo que es la cobertura de cuero de los asientos. El cuero actualmente lo exportamos crudo a Guatemala, pero se debería procesar en el país y utilizarlo en la cobertura de los asientos, para enviarlos a las mismas plantas donde van los arneses”, afirmó el director ejecutivo del centro de pensamiento.

Según Chamorro, Funides tratará de identificar una lista de productos, como los ejemplos mencionados, a los que se les pueda dar un mayor valor agregado.

Pin It on Pinterest

Share This