Facebook comenzó a borrar millones de publicaciones que incluían vínculos a Tsu.

Por: Diario Libre

Supongamos que cada vez que publicas algo en Facebook, la red social realizara un cálculo de los ingresos publicitarios relacionados con tu actualización y te hiciera llegar un porcentaje de los mismos. Desde luego, Facebook no hace nada similar, pero un rival de mucho menor tamaño, Tsu.co, sí.

Aunque ahora, Tsu parece pagar otro tipo de precio. A finales de septiembre, Facebook comenzó a borrar millones de publicaciones que incluían vínculos a Tsu — más de 9,5 millones de ellos, asegura la menor de las redes sociales_.

Facebook también bloquea los nuevos mensajes que simplemente contengan “tsu.co” aunque no haya ligas, además de advertirles a los usuarios que los vínculos de Tsu son “inseguros”. Tampoco publica mensajes de texto vía Facebook Messenger ni actualizaciones de Instagram que mencionen la dirección de internet de Tsu o incluyan ligas hacia el sitio.

Facebook dice que estas medidas son una forma de evitar que su servicio se convierta en una zona para defraudadores y oportunistas que buscan dinero fácil. Tsu, en contraparte, señala que Facebook no quiere que sus usuarios sepan que sus imágenes, videos y puntos de vista podrían tener cierto valor.

Facebook, que tiene un comprensible interés en proteger a sus 1.500 millones de usuarios de una posible embestida de basura digital, es uno de los mayores guardianes del internet. Eso le otorga un extraordinario poder para determinar quién puede alcanzar a su enorme base de usuarios, sin mencionar lo que esos miembros pueden discutir con sus apps y servicios.

Ese puede ser un tema importante cuando un tema involucra un desafío al principal negocio de la compañía: en este caso, vender publicidad con el material que los usuarios de Facebook contribuyen gratuitamente. Facebook ha obtenido US$2.100 millones en ganancias sobre ingresos de US$12.000 millones tan solo en los primeros nueve meses del año. La compañía tiene un valor de mercado cercano a los US$300.000 millones y no tiene ningún interés en generarle tráfico a un posible competidor.

Existe un largo historial de disputas similares entre empresas tecnológicas, que casi siempre aseguran estar actuando para proteger los intereses de sus usuarios. Amazon, por ejemplo, recientemente retiró los dispositivos de transmisión de TV de Google y Apple de sus tiendas virtuales, para dejar espacio para sus dispositivos similares propios. Tan solo en los últimos días, varios bancos han bloqueado de sus sistemas aplicaciones externas de planeación y financiamiento, alegando preocupaciones de seguridad.

Tsu, que fue lanzada hace poco más de un año, ha gozado de un veloz crecimiento; el director general, Sebastian Sobczak, asegura que cuenta con 4 millones de miembros y ha recaudado cerca de US$11 millones en capital de riesgo.

Pin It on Pinterest

Share This