Yossi Abadi: «No hay que temer al cambio. América Latina debe transformarse en la potencia mundial que debe ser».

Por Revista Summa

“Tikkun Olam”, frase que en el judaísmo significa “reparar el mundo”, es el lema que ha guiado la labor de la operadora internacional de soluciones tecnológicas Grupo TENLOT. Su trabajo se basa en impulsar la innovación tecnológica y a través de esta, brindar apoyo humanitario. Como empresa fundada con capital israelí, país reconocido a nivel mundial por priorizar su inversión en investigación y desarrollo tecnológico, Grupo TENLOT se ha propuesto ser un referente en este sector.

Desde 1970, Israel ha ido construyendo una sociedad altamente tecnológica con grandes estrategias impulsadas desde el sector público y también privado. Poco a poco, ese esfuerzo de años, ha permitido que ese país sea actualmente una potencia tecnológica. A la fecha, el 10% de la fuerza laboral de ese país trabaja en empresas de alta-tecnología, mientras que el 25% de todo el impuesto sobre la renta que ingresa al Estado, proviene de los empleados de las “start-ups” (empresas emergentes) israelíes.

“Solo fíjense: en plena pandemia, el capital recaudado por las start-ups israelíes se multiplicó por más de cuatro en una década y se situó en USD 11.5 mil millones en 2020, reflejando un aumento del 20% comparado con el 2019”, dijo Yossi Abadi, CEO de Tenlot.

Abadi, el energético CEO del Grupo, fue nombrado recientemente por la revista FORBES como el israelí más reconocido en América Latina. Y la verdad es que ese joven visionario, se ha visto más allá de empresario, también como líder social en la región. «La labor más sagrada es la de poder ayudar al prójimo», dijo Abadi.  

Grupo TENLOT, que fue fundado por Jacob Engel, un empresario y filántropo israelí de gran éxito, se ha consolidado fuertemente en la región latinoamericana, entre inversiones, tecnología y varios proyectos humanitarios. Con cientos de empleados en la región, y activo en Guatemala, El Salvador, Costa Rica, y otros países, TENLOT ha llevado la magia de la innovación israelí a varios rincones del continente.

“Con inversiones privadas en Centroamérica que suman decenas de millones de dólares, nos hemos convertido en uno de los principales inversores israelíes en el continente. Lo que diferencia nuestra operación de otras, es la correlación entre nuestro éxito y nuestra contribución social a las zonas en las que operamos”, dijo Abadi, en un discurso frente a la Cámara de Comercio Israelí-Latinoamérica.

Gracias al trabajo que realiza TENLOT por medio de la inversión en el negocio de las soluciones tecnológicas, la empresa ejecuta grandes proyectos sociales en la región latinoamericana. Apoyando al sistema educativo con nuevas tecnologías, donaciones de medicinas, deporte nacional, proyectos medioambientales, son solo parte de la trayectoria que ha dejado el grupo en la región.

“Como he dicho: la clave no está solo en el valor de una plataforma de entretenimiento; está en utilizar la rentabilidad de la empresa para «encontrar fondos» que de otro modo no estarían disponibles.

Estos ingresos son beneficiosos para impulsar el desarrollo de la comunidad y apoyar a los segmentos de la sociedad que más ayuda necesitan.  No hay nada más sagrado que la bendición de poder ayudar a los demás. El concepto judío de Tikkun Olam, que significa «reparar el mundo», es lo que me guía cada día”, añadió Abadi durante su discurso.

Abadi ha abogado continuamente por la necesidad de impulsar la digitalización de América Latina, lo que permitirá mejorar sus servicios financieros, principalmente los sistemas de pago, área en que la región sigue estando atrasada. Eso, según el empresario, llevará al crecimiento económico regional.

“La integración de una visión tecnológica en la educación, y el impulso de estructuras de apoyo a los jóvenes emprendedores, quienes evidencian hoy los desafíos nacionales, serán el comienzo de una nueva América latina; Un continente con tantos desafíos, y a la vez, tantas oportunidades”, dijo Abadi.

Pin It on Pinterest

Share This