Pekín anunció diversas medidas y planes para impulsar la industria nacional de los semiconductores.

Por EFE

Las exportaciones desde Taiwán a la China continental y a Hong Kong batieron un récord en 2021 ante la fuerte demanda de semiconductores en un contexto de escasez internacional y las sanciones impuestas por Estados Unidos a algunas tecnológicas del gigante asiático.

Según datos oficiales citados anoche por el diario hongkonés South China Morning Post, en 2021 las exportaciones taiwanesas a China fueron de 166.527 millones de euros( 188.900 millones de dólares), lo que supuso un aumento del 24,8 % con respecto al año anterior.

Un funcionario del Ministerio de Comercio de la isla afirmó en declaraciones al citado rotativo que «China ha anunciado que quieren hacer sus propios chips, pero no pueden. Los pedidos que nos hacen de bienes de ese tipo no han disminuido».

Ante la guerra comercial abierta con Washington desde marzo de 2018 y las crecientes tensiones diplomáticas, Pekín anunció diversas medidas y planes para impulsar la industria nacional de los semiconductores, en la que sigue dependiendo de fabricantes exteriores.

Por ejemplo, entre las sanciones que EE. UU. impuso a Huawei en los últimos años figura la limitación de la venta de semiconductores, incluso de aquellos producidos en terceros países pero con tecnología estadounidense.

El funcionario taiwanés citado por South China Morning Post aseguró que la demanda china de chips fabricados en la isla se mantendrá mientras la tecnología del gigante asiático al respecto siga a la zaga.

Según la consultora isleña TrendForce, la demanda de mercado de la industria global de los semiconductores habría alcanzado unos 79.076 millones de euros (89.700 millones de dólares) en 2021, y Taiwán controlaría un 64 % de la cuota total.

Pin It on Pinterest

Share This