En Costa Rica no existe una ley que respalde a los consumidores electrónicos

Por Revista Summa

Si bien es cierto, actualmente las promociones del Viernes Negro se han extendido a lo largo de todo el mes, se espera que con el paso de los días las compras por internet aumenten considerablemente. Incluso, Correos de Costa Rica, estima un aumento de un 50% en las transacciones realizadas por esta vía.

Sin embargo, expertos en comercio electrónico como la Asociación GS Uno Costa Rica, recomiendan a los costarricenses mantener cautela, pues en el país no existe una normativa específica que los proteja y les brinde seguridad jurídica.

Es decir que, si usted realiza, una compra en alguna página web o a través de alguna aplicación; el artículo nunca le llega o presenta algún defecto y la empresa o plataforma no se hace responsable, no existen leyes que lo respalden como consumidor.

Como lo explica Guillermo Varela, director ejecutivo de GS Uno, “este año sin duda el panorama es diferente al 2015 con la proliferación de compras en páginas como Wish, Alí Expres, Ebay o Amazon, ya que los ticos que antes tenían algún temor en utilizar estas plataformas ahora se aventuran a hacerlo”.

Además de la pérdida de miedo que ahora enfrentan los costarricenses para hacer compras en internet, muchos se ven atraídos por los precios competitivos que pueden encontrar en estos sitios y de la variedad de productos que se ofrecen.

Esto se confirma con datos de Correos de Costa Rica, quienes afirman que entre enero y setiembre de este año,  han recibido alrededor de 100 mil pedidos por medio del servicio Box Correos, representando un crecimiento de más del 50% respecto al 2015.

En este 2016, las compras realizadas por costarricenses en internet y recibidas a través de esta institución, han crecido en más de un 35% en marketplaces norteamericanos como Ebay o Amazon y en más de un 600% en marketplaces asiáticos como Aliexpress y Wish.

Específicamente para el Viernes Negro de este año, la institución espera recibir unos 32.000 paquetes. Sin embargo, esta gran cantidad de movimientos, no está en concordancia con el desarrollo de políticas de protección hacia los consumidores.

En la Asamblea Legislativa se impulsa el proyecto de Ley No.19.012, de Servicios de la Sociedad de la Información Ley de Comercio Electrónico, que pretende establecer un marco conceptual y jurídico, para atender cada una de las transacciones electrónicas que los costarricenses efectúen, tanto dentro como fuera del país.

El proyecto de ley contempla desde las compras realizadas a través de plataformas electrónicas, como páginas web, correos electrónicos o chats, es decir, por medio de cualquier medio donde las partes estén físicamente separadas-, hasta la simple consulta de información y la publicidad en línea -redes sociales, correos electrónicos, etc-. Incluso, dicho marco normativo se deja abierto, ante la potencial aparición de nuevos servicios de la sociedad de la información.

Sin embargo, dicho proyecto se encuentra estancado en la Comisión de Asuntos Económicos, en el lugar 4 del orden del día desde julio de 2014.

Para Vilma Sánchez, experta en derecho de comercio electrónico y quien redactó el proyecto de ley, “esto debería ser prioritario en países que como el nuestro, buscan mejorar su crecimiento económico y social. Los estados modernos requieren actualizar sus ordenamientos jurídicos y armonizarlos, para que se ajusten a los parámetros que países desarrollados y organismos internacionales han adoptado en este ámbito, pues, de lo contrario, podrían irse quedando rezagados y afectar en alguna manera el desarrollo de su mercado.”

Mientras tanto, Varela recomienda a los consumidores realizar compras de bajo monto y navegar dentro de la página para investigar los canales existentes para reclamos así como líneas de soporte. Asimismo, concluye recordando a los usuarios que cuando realizan estos pedidos lo están haciendo bajo su propio riesgo precisamente por la falta de normativas.

Pin It on Pinterest

Share This