Al menos cincuenta ponentes disertan desde el viernes sobre la libertad individual, la propiedad privada y el libre comercio.

Por El Salvador 

Expertos y expresidentes coincidieron el sábado en que las oportunidades que alberga América Latina en el actual contexto mundial de cambios, y condicionado por el avance de la tecnología, convergen en una necesaria integración de la región.

Durante la segunda y última fecha del foro Conservatives International 2017 que se realiza en Hollywood, en el sur de Florida (EE.UU.), el expresidente de Bolivia Jorge Quiroga (2001-2002) lamentó que en la actualidad “el pulso de integración de las Américas” se ha detenido.

El exmandatario sacó a colación el efecto que la actual Administración Trump en Estados Unidos puede tener en el resto de la región americana, en especial tras su promesa de renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que mantiene con Canadá y México.

“La gran verdad es que va a cambiar el marco de integración comercial, de propiedad intelectual, de inversión que rige las Américas”, advirtió Quiroga, que fue parte del panel “Ideas para cambiar América Latina y el mundo”.

El del Partido Demócrata Cristiano boliviano cree que el presidente Trump no entrará “en el detalle” del texto del tratado bilateral, pero si hará “anuncio espectacular en televisión” cuando se renegocie el TLCAN.

Agregó que la ruta que la región debe tomar para adecuarse al nuevo contexto internacional debe estar sostenido en los principios de “integración, propiedad, energía y democracia”, y que es en el campo energético en donde se refleja bien la nueva realidad, con nuevos sistemas de obtención de energía como la extracción hidráulica.

“Tenemos energía en América Latina y una gran oportunidad”, señaló, para luego referirse como ejemplo a las reservas en países como Bolivia o Chile de litio, material con el que se fabrican las baterías de los teléfonos inteligentes.

Por su parte, el escritor y disidente cubano Carlos Alberto Montaner manifestó que en el actual momento en el que se agota el “modelo de la Ilustración”, cuyas ideas aún rigen en la actualidad, el liberalismo se coloca con la ventaja de “crear instrumentos para introducir cambios”.

La llegada de Trump al poder, o incluso la victoria del nuevo presidente de Francia, Emmanuel Macron, reflejan que “se agota la formula del partido político y empieza una nueva composición de la sociedad”, con grupos que proponen quién va a gobernar.

“Los liberales creen que hay que crear instituciones abiertas para que cada generación pueda ir modificando el sistema político”, según la geografía y el contexto, señaló el cubano, en un panel presentado por la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), del expresidente del Gobierno español José María Aznar.

Agregó que la competitividad, necesaria en una economía, en el momento actual entra en “conflicto con el pleno empleo”, que se ve afectado con el avance tecnológico que empieza a desplazar a la mano de obra.

Pin It on Pinterest

Share This