En Argentina, el aislamiento social se prolongó hasta el 7 de junio, debido a una rápida aceleración de los contagios.

Por AFP

Europa dio otro paso este lunes para poner fin a las restricciones impuestas por la pandemia, con la reapertura de parques y terrazas por ejemplo en Madrid, mientras que del otro lado del Atlántico, donde el coronavirus golpea con dureza, Estados Unidos prohibió ingresar a los viajeros procedentes de Brasil.

La pandemia ha matado 345.000 personas en todo el mundo con 5,4 millones de contagios, con un foco desplazado hacia América donde Estados Unidos registra casi 100.000 muertos, mientras en América Latina y el Caribe ya se superaron los 40.000 decesos –el doble que hace dos semanas– con 22.000 concentrados en Brasil.

Entretanto en Europa, que ya acumuló 174.000 muertes, la pandemia parece bajo control.

Desde este lunes los madrileños pueden reunirse y volver a los parques y terrazas y los españoles de otras regiones menos afectadas podrán bañarse en la playa después de diez semanas de confinamiento, uno de los más estrictos del mundo.

En el tradicional parque del Retiro, en el corazón de Madrid, centenares de personas caminaban o corrían desde muy temprano en la mañana.

“He venido a ver el amanecer en el estanque [artificial]. Echaba de menos el parque, que normalmente sólo cierra por mal tiempo”, dijo a la AFP el arquitecto jubilado Alfonso López, 67 años.

En Barcelona, en una de las mesas del bar del mercado del barrio de la Barceloneta, Nasser Mohammad Porras brinda con cervezas con dos amigas. Los tres son médicos en el cercano hospital del Mar.

“Teníamos ganas también de disfrutar de estos momentos ahora que viene el buen tiempo. Pero siempre con cautela”, dice.

Como ha hecho Italia, España anunció la inminente reapertura de las fronteras. Además autorizó la reanudación del campeonato de fútbol de primera división en junio.

Madrid, Barcelona y gran parte de Castilla y León entran en la primera fase de un desconfinamiento progresivo iniciado en el país hace quince días.

El resto del país (o sea 22 millones de habitantes sobre 47) pasa a la segunda fase de un proceso que durará hasta finales de junio.

En Italia desde este lunes reabren las piscinas, los gimnasios, centros deportivos y clubes de fitnessalvo en las regiones de Lombardía y Basilicata.

El gobierno francés anunciará en unos días los próximos pasos del desconfinamiento, en particular medidas sobre las vacaciones de verano y la reapertura de bares y restaurantes.

En Grecia, un tercio de los bares y restaurantes –los que pueden servir al aire libre– daban la bienvenida a los clientes el lunes después de más de dos meses de cierre.

En Alemania, la mayoría de los restaurantes pueden abrir, al igual que algunos hoteles. Sin embargo el gobierno está estudiando prolongar las medidas de distanciamiento hasta el 5 de julio estimando que la pandemia podría recomenzar “muy rápido”.

Y en Japón el primer ministro, Shinzo Abe, levantó este lunes el estado de emergencia impuesto en todo el país tras una fuerte caída del número de nuevos casos.

– Casi 100.000 muertos en EEUU –

Con más de 97.700 desde la llegada de la pandemia, Estados Unidos está a punto de superar la barrera de los 100.000.

En previsión de este momento trágico, las banderas estadounidenses ondearán a media asta durante tres días por orden del presidente Donald Trump.

“Hay 90.000 muertes y habrá más, porque no hay un plan coordinado” dijo a la AFP el filósofo estadounidense Noam Chomsky, que califico a Trump de “sociópata megalómano”.

El país continúa con sus medidas de desconfinamiento para reactivar una economía mortificada por la epidemia pero el miedo sigue muy presente, como lo muestra la decisión de prohibir ingresar a los viajeros procedentes de Brasil.

El gobierno de Jair Bolsonaro, un fiel aliado de Trump, le quitó dramatismo a la decisión de asegurando que la Casa Blanca ya había tomado medidas idénticas con “otros países afectados por la covid-19, como China, Irán, Reino Unido e Irlanda, así como el espacio Schengen de la Unión Europea”, dijo el ministerio de Exteriores brasileño en un comunicado.

– América Latina empeora –

La situación en Brasil, y en prácticamente toda América Latina y el Caribe, empeora cada día.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya advirtió el viernes que la región es “un nuevo epicentro” de la pandemia.

Detrás de Brasil, que registra más de 350.000 casos, los otros dos países más castigados son México (7.394 muertos), Ecuador (4.021) y Perú (3.456).

Perú prolongó hasta el 30 de junio el confinamiento total instaurado el 16 de marzo.

En México el presidente Andrés Manuel López Obrador estimó que la crisis económica causada por la pandemia provocará la pérdida de un millón de empleos en 2020.

Su homólogo chileno, Sebastián Piñera, declaró durante la apertura de un hospital de campaña en Santiago que el sistema sanitario está saturado y “cerca del límite”.

En Argentina, el aislamiento social se prolongó hasta el 7 de junio, debido a una rápida aceleración de los contagios, que se han quintuplicado en dos semanas en la ciudad de Buenos Aires y sus suburbios.

– India reanuda vuelos internos –

India autorizó el reinicio de los vuelos internos este lunes, tras dos meses de prohibición, aunque las conexiones internacionales siguen interrumpidas.

Por su parte Irán reabrió el lunes los principales santuarios chiitas del país, cerrados en marzo para combatir la pandemia, que ha provocado más de 7.000 muertes en el país.

Tailandia empezó a realizar tests con macacos y espera poder comercializar una vacuna a finales de 2021.

En el frente diplomático, las consecuencias de la pandemia exacerban la tensión entre China, donde surgió la enfermedad y Estados Unidos, que la acusa de negligencia y de haber provocado “una matanza masiva global”.

El domingo, el ministro de Relaciones Exteriores Wang Yi advirtió que ambos países están “al borde de una nueva Guerra Fría”.

Pin It on Pinterest

Share This