También aconsejó la relajación muscular progresiva, que consiste en tensar cada parte del cuerpo para luego liberarla, y reír con frecuencia para reducir el estrés.