Sector está conformado por cooperativas, asociaciones de desarrollo, movimiento comunal, sector agrícola, entre otros.

Por Revista Summa

Los sectores que representan la economía social solidaria han estado muy activos en la discusión sobre como reactivar la economía en medio de una situación nacional que ya era grave, incluso antes de la llegada del COVID-19 al país.

El 2 de abril, los representantes de la Cámara de la Economía Social Solidaria, (CANAESS) sostuvieron un encuentro con el presidente de la República, Carlos Alvarado y otras figuras de gobierno en la que se plantearon soluciones para generar un beneficio económico solidario e incluyente para todo el país.

Entre estas destaca que se tramite de forma expedita el proyecto de ley que permitiría a las cooperativas de Ahorro y Crédito financiar y realizar operaciones con MIPYMES y organizaciones de la economía social solidaria con miras a la reactivación de la economía, para la reconstrucción nacional posterior a la crisis
actual.

También que el gobierno favorezca la producción agropecuaria nacional con políticas de estímulo y aranceles de emergencia que protejan al productor nacional, principalmente al sector cañero, así como el impulso del Programa Nacional de Reactivación Cafetalera.

Otra medida planteada tiene que ver con el otorgamiento de préstamos blandos con urgencia y tratamiento especial, a MIPYMES y empresas de economía social para capital de trabajo, con tasas de interés subsidiadas y períodos de gracia de hasta 6 meses, una vez superada la crisis. Esto incluye la suspensión temporal de las
cuotas, principal e intereses, de préstamos de empresas y familias con fuerte reducción de sus ingresos.

Estas mismas prioridades serán impulsadas por CANAESS, en el seno del Consejo de Mujeres que integró el gobierno este martes y en el que figura Montserrat Ruíz, directora ejecutiva de esta organización.

Este grupo integrado por 13 destacadas lideresas tiene el mandato de proponer soluciones, desde una visión social, económica, productiva y académica en procura de mejorar las políticas y la gobernanza. Justamente la primera tarea es generar acciones para enfrentar los efectos generados por el COVID-19.

“Me siento sumamente honrada y agradecida de pertenecer a este valioso espacio que comparto con extraordinarias mujeres, donde nuestro mayor motivo es contribuir a la igualdad y equidad de género, con el fin de crear para la gobernabilidad democrática y la economía y el ámbito social, en momentos donde, pese a que los efectos socioeconómicos son graves para todas las personas, existe una conciencia de visibilizar a todas las mujeres y sus necesidades”, externó Ruíz.

CANAESS considera que este es momento oportuno para que el gobierno mire la economía social como la gran oportunidad de generar bienestar para todas las personas, a través de iniciativas productivas que se caractericen por sus valores de equidad, solidaridad, sostenibilidad, participación, inclusión y el compromiso con la comunidad, promoviendo el cambio social y fomentando una forma ética, recíproca y cooperativa de pensar y vivir.

Pin It on Pinterest

Share This