El Departamento del Tesoro también contempla a ocho funcionarios del régimen que han contribuido a «objetivos de desestabilización» de la República Islámica.

Por Expansión

Estados Unidos anunció este viernes nuevas sanciones contra Irán, que apuntan a ocho altos funcionarios del régimen que han avanzado en los «objetivos de desestabilización» de la República Islámica, así como a los mayores fabricantes de acero, aluminio, cobre y hierro del país.

«Como resultados de estas acciones, cortaremos miles de millones de dólares de apoyo al régimen iraní», dijo el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, en una conferencia de prensa.

Los objetivos de las sanciones incluyen los sectores manufacturero, minero y textil de la República Islámica, así como a funcionarios iraníes de alto rango que, según Washington, estuvieron involucrados en el ataque del 8 de enero contra bases militares iraquíes que albergan a tropas estadounidenses.

«Estas personas han llevado a cabo los complots terroristas de Irán y las campañas de caos en toda la región y son cómplices de los recientes asesinatos de alrededor de 1,500 iraníes que protestan por la libertad», indicó el secretario de Estado, Mike Pompeo.

Entre los altos funcionarios iraníes que fueron blanco de las nuevas sanciones están Ali Shamjani, secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional, Mohammad Reza Ashtiani, jefe de gabinete adjunto de las Fuerzas Armadas y Gholamreza Soleimani, el jefe de la milicia Basij, una fuerza voluntaria leal al régimen.

La administración de Trump incluyó en la lista de sancionados a 17 productores y empresas mineras iraníes de metales, que según dijo, habrían generado miles de millones de dólares en ingresos.

«Esta acción ampliará significativamente la capacidad de los Estados Unidos para apuntar a las diversas fuentes de ingresos de este régimen», señaló Pompeo.

Mnuchin dijo que los funcionarios y las compañías eran el objetivo de las sanciones en respuesta a los ataques balísticos iraníes contra las bases militares iraquíes donde están estacionadas las fuerzas estadounidenses.

Ese ataque se lanzó después de que la agresión con drones de Estados Unidos en Bagdad mató al general iraní Qasem Soleimani.

Mnuchin dijo que las medidas que afectan a la economía de Irán «continuarán hasta que el régimen detenga la financiación del terrorismo global y se comprometa a nunca tener armas nucleares».

Soleimani planeaba ataques contra cuatro embajadas

El general iraní Qasem Soleimani estaba planeando ataques contra las embajadas de Estados Unidos, dijo Mike Pompeo este viernes.

Soleimani preveía ataques «inminentes» contra «infraestructura estadounidense, incluidas embajadas estadounidenses, bases militares, instalaciones estadounidenses en toda la región», señaló en una conferencia de prensa.

«Teníamos información precisa sobre una amenaza inminente», dijo el Secretario de Estado.

«No sabemos exactamente qué día se habrían llevado a cabo, pero estaba muy claro, Qasem Soleimani estaba preparando personalmente un ataque a gran escala contra los intereses de Estados Unidos y estos ataques eran inminentes», justificó a los periodistas tras detallar las nuevas sanciones económicas contra Irán.

Pompeo había insistido un día antes sobre la inminencia de los planes del comandante más popular de Irán, aunque mantenía las dudas sobre el lugar y la fecha en que se llevarían a cabo.

«No sabíamos exactamente cuándo y no sabemos exactamente dónde, pero eran reales», había dicho al canal estadounidense Fox News el día anterior.

Pin It on Pinterest

Share This