Al cierre del 2020, 28.885 microempresas en Costa Rica cerraron sus operaciones, según datos del INEC.

Por Revista Summa

Costa Rica se ha destacado históricamente por ser un país emprendedor. Sin embargo, al cierre del 2020, las microempresas a nivel nacional se redujeron en un 7,3% comparado con el mismo período del 2019. Esto significa que durante el 2020, 28.885 microempresas, según datos de la Encuesta Nacional de microempresas de los Hogares (Enameh) 2020 del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Estos cierres son provocados por diversos factores,entre los que destacan los efectos emocionales y materiales de la pandemia, los cuales continúan generándose aún.

Precisamente, es ante esta situación, que la fortaleza mental y recursos internos del dueño de negocio o líderes del emprendimiento, juegan un papel indispensable para sobrevivir, según lo señala Ana Alfaro, Mentora de Emprendedores y Directora de You Pura Vida.

”El éxito de cualquier negocio, especialmente en sus primeras etapas y en tiempos de cambio como el actual, está compuesto por un 90% de la mentalidad del emprendedor. Esto implica su inteligencia y fortaleza emocional, autoestima emprendedora, impulso, determinación, y herramientas espirituales, entre otros. El otro 10% es la estrategia que se utilice en sus operaciones (marketing, redes sociales, estrategias de ventas, trámites legales, finanzas, producción, equipos de trabajo)”, explicó Alfaro.

Agregó que el principal obstáculo que enfrentan hoy los emprendedores es creer que el éxito de su negocio está sujeto únicamente a contar con las condiciones externas idóneas, a tener excelente producto o servicio, o contar con todos los recursos financieros posibles.

“Algo a tener en cuenta es que el conocimiento técnico ni el dinero, garantiza al empresario tener éxito en su negocio. Conocemos historias de emprendedores con todos los recursos para tener éxito que también han fracasado. Esto en momentos donde las condiciones externas eran más favorables. Otros, en cambio, en condiciones externas completamente desfavorables, lograron crecer”, afirmó Alfaro.

Para la experta, los recursos externos deben ir de la mano con una mentalidad imparable emprendedora (recursos internos del dueño de negocio). Esto porque en su camino, el empresario siempre se encontrará obstáculos externos, pero también internos como lo son la falta de consistencia, bloqueos, miedos que paralizan. Así como hábitos inadecuados con el dinero que se trasladan al negocio, bajo nivel de tolerancia a la frustración o al rechazo, el victimismo que busca hacer responsable del fracaso a otras personas entre muchos otros.

“Para mantener un negocio creciente, más en un momento como el actual, el emprendedor requiere de una mentalidad y madurez que le dé el impulso que necesita para navegar por mares tempestuosos. Esto significa que un negocio, para que crezca y tenga éxito, no puede basarse sólo en cuánto va a ganar. Si no en cómo va a ayudar a otros, al mundo. Es decir, que cuente con un propósito mayor sostenido por los recursos mentales internos del emprendedor. Además, esto le permitirá a la empresa estar lista para sortear los obstáculos externos. El emprendedor debe desarrollar una  autoestima a tope para no caer ante la ola de “No” que recibirá, desde la situación económica y social externa, hasta de familia o clientes”, comentó la directora de You Pura Vida.

Señaló además que esto no se trata sólo de motivación o leer frases positivas todo el día. Sino de una transformación profunda en la forma de pensar, sentir, y actuar del dueño de negocio. Esto porque “el emprendimiento es un reflejo directo del emprendedor, es una extensión de él”, dijo.

Pero ¿cómo desarrollar esta mentalidad para emprender con éxito y a largo plazo? Para Alfaro, el primer paso es aceptar que esperar vivir en un mundo perfecto donde todo “me salga bien en los negocios y en la vida”, es una utopía.

“La fortaleza emprendedora es más que simple motivación o ganas de hacer las cosas. No se genera solo por fuerza de voluntad o deseo de lograr algo. Es ir un paso más allá y tener claridad de que incluso cuando todo parece estar mal, el emprendedor con Mentalidad Imparable encontrará la manera de lograrlo. Valido de las herramientas internas que le permiten sostenerse, cambiar el rumbo y hacer lo que sea necesario. No sólo lo que le gusta o se le hace más fácil, si no lo necesario para alcanzar la visión y metas que se tienen”, explicó Alfaro.

Conferencia virtual gratuita

Precisamente, para apoyar a los emprendedores y empresarios del país a desarrollar una mentalidad que sea su armadura en estos momentos y les permita avanzar, Alfaro estará impartiendo la conferencia virtual gratuita “Sin Mentalidad no hay Paraíso”Esta se transmitirá a través de la plataforma YouTube.

En la Conferencia profundizará en 3 temas principales: . 1. Cómo emprender, triunfar y disfrutarlo sin perder la piel y la vida en el proceso, 2. La clave para formar parte del 20% de emprendedores que crean empresas duraderas, y 3. Los recursos internos que desarrollan los grandes empresarios y al que atribuyen su éxito.

“Sin Mentalidad no hay Paraíso” está dirigido a emprendedores que han hecho todo para sostener su emprendimiento y se les ha puesto cuesta arriba avanzar. Además a quienes ya poseen el emprendimiento de sus sueños y desean alinear ese mismo éxito a su vida personal y familiar. Finalmente,a quienes desean llevar su emprendimiento al siguiente nivel desde un crecimiento interno del dueño de negocio.

La Conferencia se realizará en 2 fechas independientes una de la otra. La primera será el Martes 10 de agosto del 2021. La segunda, el Miércoles 1 de setiembre del 2021. Ambas serán a las 6:00 p.m., hora de Costa Rica, por Youtube. El cupo es limitado. Pronto se cierran las inscripciones.

Quienes deseen reservar su espacio de forma gratuita, lo pueden hacer en la página : https://www.talentospagados.com/conferencia

La directora de You Pura Vida comentó que la Conferencia “Sin Mentalidad no hay Paraíso”, surge de la necesidad que existe en un momento como el actual, de ir más allá en el tema del emprendimiento. Es decir, no verlo solamente como una simple y fría transacción de compra y venta. Si no como toda una extensión de la persona, dueña de negocio, que plasma allí sus sueños, visiones, miedos, aciertos y desaciertos.

“Si el dueño de negocio tiene una relación insana con el dinero, llevará esa mentalidad al emprendimiento. Y, por ende, es probable que lleve al fracaso el negocio. O si en la vida personal hay desorden, falta de inteligencia emocional y fortaleza mental, esos mismos hábitos se trasladan al negocio. El emprendimiento crecerá conforme su dueño crezca en su interior. Siempre de forma integral y alineado con su vida exterior”, dijo Alfaro.

Añadió que la tendencia actual y lo que se ha enseñado es que a la hora de emprender, lo primero es desarrollar un plan de negocio, invertir dinero en activos, un local, inventario, diseño, marca, entre otros.

“Mi propuesta es que la primera inversión a tomarse en cuenta en el plan de negocios, sea para la mentalidad del dueño del negocio y sus líderes. Esto como base firme para construir negocios que perduran con los años y se convierten en una empresa de éxito”, concluyó Alfaro.

Pin It on Pinterest

Share This