En Guatemala los precios de productos primarios han evolucionado de manera dispar.

Por Revista Summa

El gasto público ha aumentado en los países producto de las medidas implementadas para recuperar la actividad económica tras la pandemia. En casos como Estados Unidos el gasto público llegó a alcanzar hasta el 45% del PIB,
fenómeno que se ha replicado en países tanto de la OCDE como los latinoamericanos. Esto ha elevado el consumo, lo que inevitablemente está generando presiones inflacionarias.

El crecimiento económico que han experimentando tanto los países desarrollados como en vías de desarrollo está siendo acompañado de escasez producto de la crisis en la cadena de suministros y portuaria. La solución ha este problema no se dará en el corto plazo y esto mantendrá el aumento en los costos navieros. Esto provocará sobreajustes de la oferta y la demanda en los próximos meses.

Existe una elevación en los precios de la energía, específicamente en el precio del barril de petróleo, que está alcanzando precios más altos desde el 2014. La oferta no se ha recuperado al mismo nivel que la demanda y esto ha generado un aumento significativo de los precios. Países como Estados Unidos han tratado de mitigar este incremento por medio de la liberación de reservas de petróleo, pero este incremento en la oferta será insuficiente a mediano plazo. Por otro lado, los precios del gas natural han aumentado también, principalmente en países europeos.

En Guatemala los precios de productos primarios han evolucionado de manera dispar e incluso sus precios se han deteriorado respecto de sus derivados industriales. Existe una tendencia internacional que marcará la dinámica local y es posible que ciertos sectores agropecuarios sufran un incremento de precios aún mayor. Productos producidos en Guatemala como el banano, frijol, azúcar y maíz ya están experimentando incrementos.

En resumen, Guatemala será impactada por estos fenómenos mundiales el próximo año. Esto se puede traducir en un aumento importante de los precios de la canasta básica y los precios de las materias primas. Si bien el desempeño económico en Guatemala ha sido bueno en el último año, esta serie de eventos podrían repercutir en la economía de los guatemaltecos.

Pin It on Pinterest

Share This