La licencia o permiso de paternidad está ausente en la legislación costarricense.

Por Revista Summa

Que los hombres gocen de una licencia por paternidad de tres meses al igual que las mujeres al dar a luz, es una posibilidad que explora el diputado Enrique Sánchez del Partido de Acción Ciudadana y que en próximos meses será presentada como proyecto de ley ante la Asamblea Legislativa.

Con esta iniciativa, el legislador pretende promover una mayor responsabilidad en el cuido de los hijos y equidad en el ámbito laboral al reducir la brecha salarial y promover el ascenso de las mujeres.

De presentarse, discutirse y aprobarse, ¿qué ganarían las empresas?

Ivannia Murillo, CEO de Search Latinoamérica, empresa reclutadora asegura que la aplicación de este beneficio haría que las empresas ganen fidelidad por parte de sus colaboradores, en tanto podrán aprovechar todo su potencial sin importar el género. Aplicar una paternidad positiva baja los niveles de estrés en las empresas,  los colaboradores se sienten estimulados y aumentan la productividad.

“Las empresas ganan fidelidad y lealtad porque sus colaboradores se sentirán más seguros al tener la oportunidad de ejercer una paternidad más equitativa y responsable. El que hasta la fecha solo se asigne esta posibilidad a las madres se sugiere como que ellas sean las únicas responsables del cuido de sus hijos y en la mayoría de los casos sacrifican su desarrollo profesional al no contar con un horario flexible que les permita combinar su rol profesional con el de madres. Lo que se pretende con esta visión de equidad de género, es trasladar e involucrar a ambos progenitores”, explica Murillo.

La licencia o permiso de paternidad está ausente en la legislación costarricense. Actualmente en Costa Rica las empresas que implementan esta licencia son en su mayoría multinacionales y en promedio el permiso remunerado ronda las dos semanas.

“Aunque en este tema las empresas nacionales están en pañales, una posible ley sería ideal, no obstante por las condiciones económicas actuales del país es complejo financiarlo. Ahora bien, las empresas públicas y privadas sí podrían aplicar licencias de 10 o 15 días para conseguir que ambos progenitores se acoplen con este nuevo integrante y compartan responsabilidades, además a partir del momento que se conviertan en padres también sería necesario otorgar horarios flexibles a ambos”,  aconseja.

Equidad laboral

Uno de los argumentos del diputado oficialista tiene que ver con que, entre los principales obstáculos de los empleadores para brindar empleo a las mujeres está relacionado con la posibilidad de embarazo, el cual implica cuatro meses de licencia, de ahí que se pretende eliminar ese tipo de discriminación implementando la licencia por paternidad. Y es que datos del Estado de La Nación indican que a diciembre 2018 existen un millón de mujeres en Costa Rica en edad laboral que no trabajan, de esas 200 mil quieren trabajar,  pero aún no han encontrado una oportunidad laboral.

Licencia de paternidad en América Latina

Actualmente, en América Latina, países como Brasil y Chile otorgan cinco día a los padres para que convivan con sus hijos recién nacidos y así apoyen a sus parejas a la reincorporación laboral,  Paraguay y Guatemala dos, mientras que Uruguay y Colombia ocho, según el informe de la Lucha por la Igualdad de Género de 2017 de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE)

Pin It on Pinterest

Share This