Ultrapark Development Group y el BID, junto a otras organizaciones, formarán una asociación para brindar capacitaciones en diferentes ramas de la tecnología, ciencia, matemáticas y arte a jóvenes en condiciones de vulnerabilidad.

Por Carolina Barrantes

Apoyar a jóvenes que están en condiciones de vulnerabilidad con el fin de que mejoren sus condiciones económicas y amplíen sus oportunidades laborales, es el objetivo que tendrá la Asociación para el Desarrollo de las Artes, Ciencia, Tecnología, Ingenio y Matemática (AD ACTIM).

Se trata de un proyecto que presentó hoy en Costa Rica Ultrapark Development Group en alianza con el Banco Interamericano de Desarrollo, el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones, la compañía Telecable y la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (CINDE).

La iniciativa arrancaría a finales de este año con su primer grupo, conformado por entre 15 y 20 jóvenes, quienes residen en la Carpio, una zona de desventaja social en la provincia de San José.

Los estudiantes tendrán la opción de recibir capacitaciones en temas como el Internet de las Cosas, diseño digital, desarrollo web y aplicaciones, programación, minería de datos e impresión en 3D, entre otros. Los cursos tendrán una duración de entre 4 y 6 meses o más según el plan de estudio, y su sede será el Centro de Integración y Cultura de la Carpio “Cuevadeluz”, del Sistema Integral de Formación Artística para la Inclusión Social (Sifais).

Además incluirán jornadas de ocho horas intensivas de aprendizaje diarias y un reconocimiento económico para los estudiantes, ya que muchos de ellos han dejado sus estudios con el fin de trabajar y aportar recursos al hogar.

AD ACTIM es un proyecto con el que Ultrapark Development Group está celebrando su 30 aniversario, y su objetivo es generar un gran impacto en la economía y el desarrollo del país, a través de la formación de profesionales altamente capacitados.

El grupo extendió la invitación para que las más de 40 empresas que actualmente operan en sus cuatro parques empresariales, se unan a la asociación, respalden la iniciativa con recursos y habiliten oportunidades para que los jóvenes realicen prácticas y adquieran experiencia.

“Es un proyecto muy ambicioso que Ultrapark sólo hubiera podido hacer limitadamente, pero pensando en un ecosistema mucho más grande, con la participación de otras empresas y aliados estratégicos, esto nos permite tener un alcance mayor.

Los cursos serán de inmersión total en períodos de tiempo muy cortos, y un tema importante es que vamos dirigidos a una población joven en áreas de vulnerabilidad, por lo que las clases van de la mano de un reconocimiento económico al muchacho, para que a nivel de la unidadfamiliar no se sienta el impacto de que éste dejó de trabajar para estudiar”, explicó Christian von Breymann, vicepresidente ejecutivo de Ultrapark Development Group.

“Otro factor importante es que los cursos tienen un componente de inglés, por lo que muchacho cuando se gradúe, tendrá las habilidades técnicas y una base de inglés, para poder optar a mejores trabajos”, añadió von Breymann.

Pin It on Pinterest

Share This