El 60 % de los líderes de negocios y RRHH consultados dijeron que no tienen un programa adecuado para medir y mejorar el compromiso, señalando una falta de preparación para hacerse cargo de este asunto

Por Revista Summa

La falta de compromiso por parte de los empleados es el asunto más importante que actualmente enfrentan 87 % de los líderes de negocios y Recursos Humanos (RRHH) muy por encima de un 79% del año anterior), según el tercer informe anual “Tendencias de Capital Humano Global 2015: Liderando en el Nuevo Mundo Laboral” de Deloitte publicado hoy a nivel mundial. Aun así, la mayoría de las organizaciones todavía falla en tomar acciones para mejorar su cultura, poniendo en riesgo potencial el futuro crecimiento.

empleosEl sondeo se realizó entre más de 3,300 líderes de negocios y RRHH en 106 países (incluido Costa Rica) y es uno de los estudios globales más grandes sobre talento, liderazgo y retos de RRHH. La cantidad de encuestados que calificaron el compromiso como “muy importante” se duplicó del 26 % del año anterior al 50 % este año. El 60 % de los líderes de negocios y RRHH consultados dijeron que no tienen un programa adecuado para medir y mejorar el compromiso, señalando una falta de preparación para hacerse cargo de este asunto. Solamente un 12 % de los consultados tiene un programa para definir y desarrollar una cultura fuerte, mientras que sólo un 7 % se consideran a sí mismos excelentes para medir, impulsar, y mejorar el compromiso y la retención.

A medida que la demanda de talento repunta, el balance de poder en los negocios está cambiando rápidamente del empleador al empleado”, dijo Paula Leñero, Gerente de Consultoría de Deloitte Costa Rica “Además, los trabajadores se están volviendo más móviles, contingentes y autónomos, y como resultado, más difíciles de manejar y comprometer. En este nuevo mundo laboral, las organizaciones necesitan replantear la manera en que administran a las personas y generar nuevas ideas originales para hacerse importantes”.

 10 MotivarLa brecha de liderazgo, aprendizaje, y destrezas toma protagonismo

Las brechas de liderazgo (el asunto más crítico del año anterior) continúan siendo primordiales en el pensamiento de los líderes de negocios y RRHH, 86 %de los cuales lo calificaron como el principal problema este año. Sin embargo, la cantidad de personas que dijeron que este es un asunto “muy importante” saltó de 38 % del último año, a 50 % este año. De manera interesante, según el Informe de Confianza Empresarial Deloitte 2014”, tan solo un 49 % de los ejecutivos consultados señalan haberse comprometido a desarrollar destrezas de liderazgo en todos los niveles de la organización.

Reconociendo el hecho de que una carencia general de destrezas probablemente impida el crecimiento empresarial, 85% de los consultados calificaron el desarrollo y aprendizaje como un asunto primordial, comparado con un 70 % el año pasado, convirtiéndolo en el tercer asunto más crítico en el sondeo de este año. Mientras tanto, el 80 % de quienes respondieron mencionaron las destrezas de la fuerza de trabajo como un asunto primordial (por encima de un 75 % del año anterior), y un 35 % calificó la falta de habilidades en RRHH como un problema “muy importante”, por encima de un 25 % del año anterior.

Líder“Las empresas deben empezar a manejar activamente ciertos cambios que están sucediendo en el ámbito global de trabajo: Adicionalmente al hecho de que los trabajadores estén cambiando las expectativas de los empleadores, las destrezas requeridas en el trabajo están cambiando más rápido que nunca. Las organizaciones se están quedando rápidamente atrás en el desarrollo de las destrezas adecuadas en todos los niveles. Hay una necesidad urgente de las organizaciones de revaluar sus programas de aprendizaje y de tratar el desarrollo de liderazgo como una inversión a largo plazo, en vez de un objeto de gasto discrecional en capacitación cuando el momento lo permite” aseguró Leñero.

Cristina Cubero, Gerente de Consultoría de Deloitte Costa Rica agregó que: “El entorno de negocios actual exige a las personas cambiar las habilidades, por lo que las competencias de la organización, su habilidad para diseñar y gestionar estrategias y políticas de talento deben igualmente transformarse para poder capturar, desarrollar y retener ese talento. Las señales son claras, las máquinas viven y trabajan entre nosotros, la gente no trabajará sin propósito, su empresa puede dejar de crecer si no gestiona a su gente. Las tendencias de Deloitte son brújula para que oriente a su empresa en el camino correcto de la transformación. Inicie de forma segura el viaje.”

Pin It on Pinterest

Share This