¿Cómo afrontaron las líderes empresariales un escenario de crisis y lograron salir adelante?

Por Revista Summa

El liderazgo femenino ha cobrado gran relevancia en los últimos tiempos. Los negocios dirigidos por mujeres han tenido una experiencia bastante exitosa para adaptarse y superar los desafíos de la nueva realidad empresarial. Aunque todavía existen temas pendientes en materia de igualdad de género en la región, el contexto actual se avizora como alentador para las emprendedoras, a propósito de la celebración del mes de la mujer.

A inicios de 2020, el liderazgo femenino se identificó como un factor creciente en las empresas. Los esfuerzos para aumentar la participación de la mujer en las pymes expresaron que 4 de cada 10 negocios están liderados por mujeres, con Colombia a la cabeza de esta nueva tendencia, según detalla la sexta edición de la encuesta Visión Pymes realizada por Brother International Corporation[1].

Aunque el segmento empresarial femenino fue uno de los más afectados durante el último año, según relatan las propias emprendedoras, la existencia de obstáculos no es algo nuevo para las líderes de negocios. Caty Di Maggio, Vicepresidente Regional Ventas y Mercadeo para Latinoamérica de Brother International Corporation, señala que las mujeres enfrentan a diario retos como dificultades para acceder a financiamiento, desigualdad salarial y jornadas laborales extendidas, que les permiten desarrollar habilidades únicas para los negocios.

“En mundo dominado por hombres, las mujeres realizamos un esfuerzo mayor para alcanzar puestos de liderazgo o consolidar nuestras empresas. Nuestro constante trabajo para sortear dificultades nos prepara de mejor forma para responder asertivamente en contextos desafiantes. Las mujeres tenemos, actualmente, una oportunidad brillante para convertirnos en agentes de cambio ante la nueva realidad de la economía”, enfatiza Caty Di Maggio.

Sin embargo, surge la pregunta: ¿Cómo afrontaron las líderes empresariales un escenario de crisis y lograron salir adelante? Las panelistas de Brother International Corporation cuentan su experiencia y brindan consejos para mujeres que buscan desarrollarse profesionalmente y destacar su negocio.

  1. Aventurarse a liderar: Muchas mujeres todavía se topan con barreras o retos cuando ascienden a nivel empresarial. Aspectos como la falta de confianza, la desigualdad salarial o la necesidad de validación del trabajo pueden provocar que muchas ejecutivas se sientan inseguras de ocupar cargos que implican toma de decisiones, según relata Graciela Dixon*, propietaria de Project Wellness, empresa de servicios relacionados con la salud y el bienestar en Panamá. Por este motivo, cree que las mujeres que perdieron su empleo en el último año tienen temor de aventurarse a emprender y liderar su propio negocio, a pesar de tener ideas que podrían ser exitosas. Sin embargo, ella insiste en que este es el momento propicio y menciona que la mejor forma de enfrentar las barreras sociales y romper el ‘techo de cristal’, que impide el crecimiento profesional, es comenzar tu propio negocio y demostrar que las mujeres son capaces de liderar. “La situación actual nos impulsa a las mujeres a visibilizarnos, a ser proactivas, a liderar. Vivimos una época que requiere que las mujeres asumamos un rol protagónico y demostremos que podemos incidir de forma positiva en nuestro entorno. Podemos superar cualquier limitación, siempre que confiemos en nuestras capacidades”, enfatiza la empresaria panameña.
  2. Educarse constantemente: La preparación es un aspecto crucial para que las mujeres tengan acceso a herramientas, que sean útiles para materializar sus ideas y aspiraciones dentro de los negocios, y logren desarrollarse profesionalmente. Esto lo conoce perfectamente Ilana Milkes*, fundadora de World Tech Makers, pyme colombiana enfocada en soluciones tecnológicas educativas. Ella cuenta que hace varios años dio un salto crucial y decidió apartarse de una de sus pasiones: el fútbol. En la cancha cosechó muchos éxitos, pero apostó por comenzar una nueva travesía. Ahora, luego de largas jornadas de estudio y experiencias valiosas en una universidad de Estados Unidos, Ilana tiene su propia empresa que se especializa en dictar cursos intensivos para aprender a desarrollar aplicaciones móviles y páginas web. “Una cualidad que nos caracteriza a las mujeres es la capacidad de aprender nuevas cosas y sacarles el mayor provecho. El último año nos ha dejado muchas enseñanzas y producto de ello hemos visto una gran capacidad de resiliencia en los emprendimientos liderados por mujeres”, comenta la empresaria colombiana.
  3. Fomentar el liderazgo femenino: Para empresarias como Astrid Encarnación*, fundadora de Ases Services, una firma de servicios dedicada a la organización y desarrollo estratégico de empresas y profesionales, con asiento en República Dominicana, es importante promover la inclusión de las mujeres y su empoderamiento, para lograr el desarrollo de redes de negocios y acortar la brecha de género.Según la empresaria dominicana, reconocer el aporte de las mujeres a la cadena de valor podría aportar al desarrollo económico y a la recuperación comercial. “La transformación de los negocios nos brinda una oportunidad única para fortalecer la inclusión de las mujeres y aprovechar sus habilidades de liderazgo, creatividad y resolución de problemas, como un catalizador del desarrollo e innovación empresarial”, expresa Astrid Encarnación.

Además de ayudar a reconstruir la economía, el liderazgo femenino promueve una mayor diversidad y equidad en los equipos de trabajo. La situación actual perfila una evolución de los negocios no solo en el aspecto financiero, sino también en lo social, un resultado que representa una noticia optimista, a propósito del mes de la mujer.

Pin It on Pinterest

Share This