Programa ha pasado de contar con 55 proveedores abarcados en 2013 a 232 en el 2016

Por Revista Summa

El pasado 22 de noviembre varias empresas centroamericanas fueron ganadoras de un reconocimiento por sus logros en sostenibilidad, a través de FIFCO y su programa de Compras Sostenibles, que procura garantizar una gestión ambiental y socialmente adecuada, ya no solo dentro de FIFCO, sino también entre sus proveedores.

En total, FIFCO tiene a 232 empresas incluidas en este esfuerzo de incentivo a la sostenibilidad que ha crecido un 400% con referencia a la cantidad de proveedores inscritos en el 2013.

Los proveedores que forman parte de este programa son evaluados bajo el modelo de triple utilidad, es decir se miden variables económicas, ambientales y sociales a las cuales se les asigna una calificación según su desempeño.

También FIFCO destaca la buena labor de las empresas que durante el 2016 han cumplido a cabalidad y con excelencia sus compromisos de sostenibilidad. Por esta razón se le dio un certificado a todos los representantes de empresas asociadas al programa de Compras Sostenibles y se hizo una mención de honor especial al “top 7” de proveedores que obtuvieron nota igual o mayor a los 100 puntos (nota perfecta) durante el año.

Como explica Gisela Sánchez, Directora de Relaciones Corporativas de FIFCO, “desde hace seis años decidimos incluir en nuestros proyectos de gestión sostenible a uno de nuestros principales socios, los proveedores. De esta manera, en el 2010, se lanzó el Programa de Compras Sostenibles como un mecanismo para que ellos, con el acompañamiento nuestro, puedan mejorar su desempeño ambiental y social”.

Para Georgina Ríos, representante de la empresa de limpieza Ticakleen, una de los proveedores participantes, incorporase al programa requirió un esfuerzo que valio la pena. “Para nosotros fue un reto pues desconocíamos los temas que abarcaban las compras sostenibles y esto nos impulsó a capacitar al personal para que tuviera una mentalidad  diferente frente al manejo de los productos de limpieza, para que con nuestro trabajo no contamináramos el ambiente”.

Evaluación rigurosa

Ser parte del programa de Compras Sostenibles de FIFCO requiere un compromiso real por parte de los proveedores quienes deben conocer una política ambiental y un código de proveedor responsable.

Adicionalmente, cada empresa debe cumplir con una metodología interna que mide criterios sociales y ambientales de primer nivel, como por ejemplo buenas prácticas de seguridad y salud ocupacional, contar con prácticas sistemáticas de gestión de residuos y gestión eficiente de la energía, desarrollar prácticas de calidad e inocuidad e incluso exigir sostenibilidad a sus proveedores como un mecanismo de responsabilidad socio-ambiental en cascada.

La realización de los compromisos de los proveedores son evaluados mediante auditoría y se establecen planes de mejora o medidas correctivas de forma que vayan evolucionando en sus prácticas de sosteniblidad.

“Uno de los aspectos más importantes que hemos notado es que gracias a este programa las empresas están creciendo y siendo más competitivos, mejorando sus negocios y fortaleciendo procesos de gestión como por ejemplo ahorro de recursos, que al final impactan positivamente su negocio en general y no solo la relación con FIFCO” finalizó Sánchez.

Pin It on Pinterest

Share This