La economía aumentaría en US$121.000 millones anuales y agregaría alrededor de US$31.000 millones.

Por EFE

Más de 75 líderes empresariales de Florida urgieron este viernes a los congresista que representan a este estado en Washington a aprobar «ya» reformas migratorias que ofrezcan la ciudadanía a los «soñadores» y a los beneficiarios del Estatus de Protección Temporal (TPS, en inglés), entre otros inmigrantes.

Los trabajadores inmigrantes «son esenciales para el éxito de nuestras empresas», aseguraron los ejecutivos reunidos en la coalición bipartidista IMPAC Fund/American Business Immigration Coalition (ABIC, en inglés).

En una carta enviada hoy a los congresistas, los directores ejecutivos, empresarios, propietarios de pequeñas empresas y líderes comunitarios de Florida enfatizan que aprobar reformas de inmigración es clave «para salvar la economía de Florida».

La economía aumentaría en 121.000 millones de dólares anuales y agregaría alrededor de 31.000 millones de dólares anuales a los ingresos fiscales federales, estatales y locales si los inmigrantes se convirtieran en ciudadanos, detalla la misiva.

Aida Levitan, presidenta de The Levitan Group, los urgió a apoyar el camino hacia la permanencia de los «soñadores», los titulares de TPS, los trabajadores esenciales y agrícolas.

Los inmigrantes «han trabajado durante la pandemia como trabajadores de la salud, socorristas, trabajadores de restaurantes y tiendas de comestibles, proveedores de cuidado infantil y en muchas otras industrias para mantener a los floridanos seguros y nuestra economía a flote», subraya la carta.

Los ejecutivos expusieron informes económicos que muestran cómo las propuestas actuales en el Congreso «aumentarían exponencialmente» las economías estatales y nacionales.

«Aumentarían los ingresos fiscales, crearían nuevos empleos y elevarían el piso salarial para todos los estadounidenses una vez que se desate el poder económico de estos inmigrantes», destaca.

INMIGRANTES SALVAN EL AGRO Y HOSTELERÍA

Paul DiMare, presidente de Dimare Fresh Inc, dijo que los inmigrantes son la columna vertebral de la industria agrícola.

«Perder trabajadores le ha costado a nuestro estado millones de dólares en productos y pérdida de productividad», manifestó.

«Hemos esperado durante décadas por soluciones de inmigración sensatas. Ahora se necesita un camino hacia la ciudadanía», dijo Idler Bonhomme, presidente de la Cámara de Comercio de la Gran Haití Estadounidense de Orlando.

Los titulares de TPS «pagan impuestos, compran propiedades y son miembros contribuyentes de nuestra sociedad, empresarios y dueños de negocios», recordó.

La carta precisa que en Florida, el 93,7 % de los 68.000 beneficiarios del programa migratorio Acción Diferida (DACA), para jóvenes indocumentados que fueron traídos de niños por su padres, están empleados y tienen un poder adquisitivo de 1.1000 millones de dólares.

«Pagan más de 290 millones en impuestos locales, estatales y federales cada año … Si los beneficiarios de DACA eventualmente pierden su capacidad para trabajar legalmente, nuestro estado perdería 1.500 millones de dólares en PIB anual», enfatiza.

Los empresarios además destacaron «el impacto devastador» que la escasez de mano de obra de Florida, especialmente en los sectores agrícola y hotelero, está teniendo en su economía durante la pandemia.

Urgieron una vía legal para los trabajadores indocumentados para que los empleadores de Florida tengan los medios para acceder legalmente a ellos.

Agregan que los agricultores de Florida con frecuencia luchan por encontrar suficientes trabajadores, particularmente en la región de Florida Central.

También detallan el impacto «devastador» que la escasez de mano de obra de Florida está teniendo, especialmente en los sectores de la agricultura y la hostelería durante la pandemia y la necesidad de una vía legal para los trabajadores indocumentados.

«La industria hotelera de Florida también se enfrenta a una grave escasez de mano de obra, y nuestros restaurantes y hoteles están desesperados por tener trabajadores», detalla la carta.

Precisa que la industria del ocio y la hospitalidad emplea al 11,9 % de la fuerza laboral del estado y que más de 1 de cada 4 trabajadores de dichos sectores es inmigrante.

La carta dirigida por empresas insta a los legisladores de Florida a «defender las empresas de Florida y nuestra economía» y aprobar las medidas de inmigración de inmediato.

Pin It on Pinterest

Share This