Negocios de restaurantes como de gimnasios han generado y alistado sus propios protocolos sanitarios, por falta de un plan de parte del gobierno para prevenir desorden.

Por El Salvador

Dueños de empresas y negocios del país están listos con sus protocolos sanitarios para la reactivación económica desde el próximo 24 de agosto; sin embargo señalan su temor ante una apertura desordenada por la falta de lineamientos del gobierno.

Uno de los sectores más afectados es el turismo y especialmente el rubro de restaurantes, pero ha sido uno de los gremios que se informó y desarrolló sus protocolos para estar listo en el momento que se abriera la economía. El problema que señalan es que el país no está preparado para una apertura total de golpe ante la falta de un plan del gobierno.

“Todos los del gremio estamos preparados desde la primera vez; ahora, abrir la economía de un solo no es conveniente, hubieran empezado por la fase 2 y unos 15 días después la siguiente fase, porque abrir la economía formal no es el problema, el problema es que haya una apertura desordenada. Nosotros sabemos lo que tenemos que hacer, los que no saben qué hacer son los del gobierno”, aseveró el presidente de la Asociación de Restaurantes de El Salvador (ARES) Leo Guzmán.

Otro de los sectores que han sufrido el prolongado cierre económico impuesto por el gobierno, al punto de estar con cero ingresos, es el de los gimnasios.

Guillermo Calles, directivo del Comité de la Asociación de Gimnasios de El Salvador, dijo que la apertura económica es urgente, incluso necesaria desde hace semanas, ya que para ellos el cierre se volvió insostenible desde el inicio, pero que han tenido que crear sus protocolos porque no han tenido ni apoyo, ni dirección de parte del gobierno central.

“No estamos de acuerdo en que haya una apertura general a partir del 24, porque se puede generar un desorden. Nosotros como gimnasios lo que haremos es una campaña de información para que las personas conozcan nuestros protocolos y cómo operará cada gimnasio según su capacidad, pero en general tendrá que operar con 50 % de su capacidad, además de limitar el tiempo de entrenamiento, siempre para seguridad de las personas. Toda esta fase de iniciación de la nueva normalidad será a partir del 24 de agosto”, informó Calles.

Jaime de la O, dueño de un gimnasio, agregó que “estamos con ingresos a cero y necesitamos la apertura económica y además el ejercicio para fortalecer la salud. Y nosotros estamos preparados con los protocolos, pero no estamos a favor de la apertura desordenada, porque esto es un desorden”.

Respecto a un escenario en el que se genere desorden por no abrir por fases a partir del 24, Federico Hernández, director Ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador, consideró que el gobierno deberá vigilar que todos cumplan con los protocolos sanitarios, pero con énfasis en el sector informal que abrió desde junio sin ninguna directriz, ni vigilancia.

“A partir del 24 de agosto sería bueno que nuestras autoridades vigilaran sobre todo el comportamiento del sector informal, porque sinceramente dudo que existan fuentes de contagio en las empresas formales, cualquiera que sea su tamaño, declaró Hernández.

El director ejecutivo de la Cámara dijo que en el caso de las empresas socias todas están listas para la reapertura con protocolos. “Llevamos varios meses en conversación con ellas y existe un amplio compromiso de cumplir con todas las medidas de protección que se necesitan para trabajar sin enfermar”, destacó.

Por su parte, Ernesto Soler, presidente de la Asociación de Distribuidores de El Salvador (ADES), añadió que la apertura es indispensable para que el país no entre en una contracción económica más profunda. “Actualmente se han perdido más de 80 mil empleos formales (informales probablemente más) por la cuarentena y nos preocupa mucho el hambre y pobreza; sin embargo se debe abrir la economía de una manera ordenada cuidando de la salud de todos”, dijo.

Muchos ya quebraron

Aunque se abra de golpe la economía el 24 próximo, si es que el Ejecutivo y el Legislativo no se ponen de acuerdo con un plan, como les ha ordenado la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, muchos negocios no alcanzaron a llegar a esta etapa, ya que quebraron por la falta de ingresos.

En el sector de restaurantes, Guzmán explicó que un 30 % de los negocios se fueron a la quiebra y un 20 % está en ese riesgo, debido al cierre prolongado de la economía.

“El problema no solo es abrir, el problema es la falta de liquidez que tenemos, el gobierno no nos ha dado ni un dólar a nosotros, porque lo que pasa es que les aprueban fondos para una cosa y los utilizan para otra y no podemos seguir pagando empleados y pagando alquileres si no percibimos ingresos”, señaló el presidente de ARES.

En el caso de los gimnasios tuvieron que cerrar el 50 % de los negocios de los 400 registrados en la asociación y también de los 4,000 profesionales en este sector, 2,000 ya no recuperarán su empleo, al menos en el corto plazo.

Los representantes de los diferentes sectores perciben mucha incertidumbre sobre la reapertura.

Comerciantes de Santa Tecla se alistan para volver a abrir

Los negocios formales e informales de Santa Tecla volverán a abrir siguiendo un plan de reapertura elaborado por la alcaldía, aseguró el edil del municipio, Roberto d’Aubuisson.

“Nosotros desde antes nos hemos estado reuniendo con los comerciantes, por lo que en Santa Tecla desde el 15 de junio entraron en vigencia (medidas) para venta informal y venta de mercados. Ahora lo que estamos haciendo es sosteniendo reuniones con los restauranteros formales del Cafetalón y del Paseo El Carmen como con los informales del Festival Puertas Abiertas”, explicó.

La estrategia municipal consiste en reunirse primero con cada sector pequeño y luego hacen una reunión con todos. El alcalde dijo que son 10 sectores de la vida empresarial de Santa Tecla, a los cuales les están revisando protocolos de funcionamiento para luego ser aprobados y que se conviertan en una ordenanza municipal.

“¿Quién sabe cuál es el protocolo que se debe tener en las tiendas, que son los negocios que más abundan en las colonias?, pues en ello estamos trabajando, en esos protocolos con los representantes de tiendas de cada distrito, para revisarlos y luego consensuarlos”, ejemplificó el funcionario.

D’Aubuisson dijo que el mismo caso se da con las pupuserías pequeñas, las peluquerías, los salones de belleza, las pequeñas abarroterías,boutiques, que necesitan de directrices claras y precisas para operar con efectividad y sin riesgo de contagios.

“Lo que se necesita es dar especificidad a cada sector del comercio y lo estamos trabajando con la academia, para que en conjunto emanemos los protocolos, ya que el 24 de agosto, si no se ponen de acuerdo el Ejecutivo con el Legislativo, nos vamos a encontrar en un limbo jurídico y ese vacío lo queremos llenar nosotros en el sector formal e informal en micro y pequeña empresa”, destacó.

Pin It on Pinterest

Share This