La relación de bajas a alzas en los últimos 12 meses en empresas no financieras de grado de inversión y de alto rendimiento de mercados emergentes aumentó a 5,9x en abril de 2020, desde 1,5x a fines de 2019.


Por Revista Summa

Moody’s Investors Service lanzó la cuarta edición de su informe sobre mercados emergentes, que incluye indicadores y datos propios que apuntan a un año difícil para soberanos, subsoberanos, corporativos e instituciones financieras de mercados emergentes a nivel global.

«La recesión global se está profundizando debido al alto costo económico que han implicado las restricciones relacionadas con el coronavirus. Actualmente esperamos que el PIB real de las economías emergentes del G-20 se contraiga 1,0% en 2020», afirma Denis Perevezentsev, Vice President y Senior Credit Officer de Moody’s.

«Ha habido un gran número de bajas de calificación entre las empresas de alto rendimiento en los últimos meses, lo que refleja el impacto económico y financiero que ha tenido el coronavirus en los mercados emergentes», añade Perevezentsev.

Moody’s califica a 106 soberanos de mercados emergentes —una cifra que ha crecido constantemente desde 2004 cuando calificaba a tan solo 63—, y a más de 1600 emisores no soberanos de 70 países emergentes.

Los emisores latinoamericanos representan el 31% de todos los emisores no soberanos calificados de mercados emergentes, de los cuales el 28% son de Brasil. La tendencia negativa ha aumentado en la región: el 35% de las calificaciones tenían una perspectiva negativa o estaban en revisión para la baja hacia fines de abril de 2020. Además, alrededor del 90% de los emisores en Argentina tienen tendencia negativa, a causa de presiones relacionadas con el soberano.

América Latina también comprende el 26% de las empresas no financieras calificadas de mercados emergentes, de las cuales el 44% son de Brasil. El 33% de las empresas calificadas mostraron una tendencia negativa al 30 de abril de 2020, determinada por presiones del soberano en México y un mayor deterioro de los perfiles crediticios de las entidades en Brasil y Perú.

Pin It on Pinterest

Share This