Las empresas se han dado cuenta del potencial de las historias en la vida y las utilizan para embelesar a sus consumidores y potenciales clientes usando el ya tan conocido storytelling. ¿Qué es y por qué tiene tanto potencial en el mundo Business to Business (B2B)?

Por Revista Summa

En su concepción más pura, el storytelling es el arte de contar, desarrollar y adaptar historias en situaciones con un inicio, medio y fin, con el objetivo de transmitir mensajes desde un lugar emocional. En el marketing de contenidos, es una herramienta poderosa, porque permite relatar historias en torno a una marca y sus productos, y si bien lleva muchos años siendo empleada por las empresas del sector Business to Consumer (B2C).

Pero, ¿puede lograr un impacto positivo en el mundo B2B, cuyos compradores suelen regirse más por la lógica, las pruebas y los hechos? La respuesta es muy simple: sí, y mucho, puesto que está más que comprobado que, incluso en las industrias más frías, la transmisión de historias emocionales, persuasivas y divertidas logran efectos inimaginables en los públicos target.

“En el marketing de contenidos, el storytelling es una herramienta poderosa porque permite generar conexiones emocionales, persuasivas y divertidas en las audiencias”, afirma Ari Lisjak, CEO de Isource Marketing.

A continuación, Isource Marketing comparte a los consumidores 3 ejemplos de cómo tres empresas del sector B2B usaron magníficamente el storytelling para hacer llegar sus mensajes desde un lugar humano:

Este divertido anuncio de Adobe Marketing Cloud transmite el valor del producto promocionado sin aburrir al espectador. El video arranca en una oficina con funcionarios quienes se topan con un inexplicable aumento en los pedidos, haciendo todo lo posible por atenderlos. La pieza culmina con una imagen tierna y divertida.

Slack se asoció con la productora Sandwich para crear su video de 2014 “So Yeah, We Tried Slack”. La pieza muestra la adopción de la hoy día herramienta de comunicación empresarial preferida por muchos, desde la voz de los empleados de la propia productora. Una idea inteligente y que vale la pena ver y analizar. 

En este vídeo animado, Hootsuite explica con un tono claro y directo por qué ciertas empresas no tienen éxito en las redes sociales. Luego, describe cómo puede ayudar a las empresas a darle vuelta a dicha situación.

Ahora 6 consejos para impulsar Las campañas de marketing utilizando el arte del storytelling.

  1. Identificar

Es el primer paso para contar una historia, y para ello las empresas debe preguntarse:

¿A la audiencia le resultará familiar lo que quiero contar?

¿Qué quieren saber?

¿A qué retos se enfrentarían mis lectores sin mi producto/servicio?

Cuando entiendan quiénes son y por qué necesitan los producto/servicio, podrá descifrar cómo transmitir un mensaje claro que aumente el engagement de las campañas.

  1. Estructurar

Un buen storytelling tiene un hilo conductor lógico, es decir, un principio, un medio y un final, lo que hace que la historia sea más fácil de comprender. Es importante considerar los siguientes elementos:

El protagonista: el cliente.

El antagonista: el reto.

La misión: el viaje para superar el reto.

La ejecución: la solución al desafío.

El clímax: el resultado.

  1. Escuchar

Es imperativo saber qué quiere escuchar la gente y dónde lo quiere escuchar. Hacer una investigación para entender los desafíos de las audiencias, lo cual dará pistas sobre el medio más idóneo para contar la historia. Por ejemplo, si se descubre que prefieren vídeos cortos, se pueden crear y compartir animaciones con personajes divertidos en las redes sociales. 

  1. el poder de la gamificación

Este nos encanta porque en Isource somos especialistas en la ejecución de experiencias inmersivas y los resultados positivos que generan. Al gamificar la narración, le das un poder inimaginable a tus audiencias, con pruebas, juegos, rompecabezas y un sinfín de recursos más para que, por ejemplo, descubran lo que hace tu producto o servicio.

Al gamificar la narración, se le brinda un poder inimaginable a las audiencias.

  1. Que los clientes cuenten la historia

Permite que el cliente tome el control de la narración y presente su experiencia, humanizándola con casos prácticos, historias de éxito, testimonios, etc. 

  1. Compartir historias con datos

Se necesitan tanto números como narrativas. De hecho, las historias y los datos están íntimamente relacionados. Uno ayuda a establecer una conexión emocional y el otro genera confianza con la realidad del terreno.

Pin It on Pinterest

Share This