Las autoridades oficializaron el uso de dicha tecnología para garantizar, según ellas, un control migratorio de salvadoreños y extranjeros “ágil y seguro”.

Por El Salvador

Un sistema biométrico de pasajeros ha sido instalado en el Aeropuerto Internacional de El Salvador San Óscar Arnulfo Romero, el cual permitirá que los viajeros pasen el control migratorio en menos tiempo del habitual, según la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME).

Autoridades de Gobierno informaron este lunes de que la nueva tecnología fue colocada desde la semana pasada en las áreas de atención ubicadas en la terminal aérea, con lo que se garantiza un control migratorio “más ágil y seguro”.

Los oficiales migratorios cuentan con un equipo “vanguardista” que les facilita realizar el registro de pasajeros y acortar los tiempos de atención a cada persona, indicaron.

“El control migratorio biométrico nos permite prevenir la suplantación de identidad, así como combatir los delitos por el uso de documentos falsificados”, explicó el ministro de Justicia y Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde.

Agregó que el novedoso sistema ya es implementado desde hace algunos meses en las fronteras terrestres con Honduras, “en el marco de los planes de integración fronteriza con ese país” y se gestiona aplicarlo con Guatemala.

“Como Migración se nos ha facilitado (el uso de tecnología), porque en nuestro sistema contamos con información previa, es decir, a todas las personas que ya les hemos emitido pasaporte, las tenemos en nuestro sistema, al igual que a las que han tramitado DUI”, afirmó la directora de Migración y Extranjería, Evelyn Marroquín.

De acuerdo con la DGME, la inversión para poner en función el nuevo sistema asciende a aproximadamente 800,000 dólares, los cuales provienen de fondos propios de la institución y de recursos generados por la Contribución Especial para la Seguridad Ciudadana, un impuesto creado en 2015 y que grava con un 5 por ciento a las telecomunicaciones y a las ganancias superiores a 500,000 dólares.

Con este dinero fueron adquiridos servidores, sistemas de almacenamiento, lectores de documentos y de huellas dactilares, cámaras web y licencias de operación, indicó la fuente.

Con la instalación del nuevo sistema, la DGME aseguró que cumple las exigencias que la recién aprobada Ley Especial de Migración y Extranjería dispone para la realización del control migratorio y la regulación de ingreso y salida de personas del territorio nacional.

La normativa entró en vigencia el pasado 16 de mayo y permitirá que la entidad estatal impulse proyectos “enmarcados en la modernización y simplificación de los servicios migratorios a través de un enfoque de seguridad nacional y fronteriza”, apuntó la fuente.

Agregó que el Aeropuerto Internacional San Óscar Arnulfo Romero es uno de los puntos fronterizos de mayor demanda en El Salvador, ya que a diario entran y salen alrededor de 7,000 personas, lo que semanalmente representa más de 200,000 movimientos migratorios y al año rondan los 2.5 millones registros.

Pin It on Pinterest

Share This