Gran parte de esta buena proyección es gracias a que en 2017 se liberaron 146 procesos de factibilidad de agua potable.

Por El Salvador 

Durante este y los próximos dos años, el sector privado planifica invertir alrededor de $1,400 millones en proyectos de infraestructura que le darían trabajo a al menos 136,000 personas, indicó este jueves la Cámara Salvadoreña de la Industria de la Construcción (Casalco).

Según la gremial, los constructores esperan que 2018 se convierta en un año próspero que permita impulsar uno de los sectores que más dinamizan la economía y que, como se autodenominan, “es la cara visible del desarrollo” del país.

El presidente de Casalco, Ángel Díaz, destacó que esta previsión del sector privado comienza a evidenciar una notable mejora.

“Lo que sí podemos ver con claridad es que lo que se tiene programado para este año en inversión privada es superior a la de años anteriores. Eso sí lo logramos interpretar de la información que tenemos a la mano”, dijo.

Según el empresario, gran parte de esta buena proyección es gracias a que en 2017 se liberaron 146 procesos de factibilidad de agua potable, una queja que había sido constante entre los empresarios del rubro.

Sin dar mayores detalles, informó que dentro de los proyectos para ejecutarse entre 2018 y 2020 se encuentran diversos inmuebles habitacionales, tanto para viviendas individuales como en condominios; y otros tipos de edificaciones como locales de comercio, oficinas e industria.

Según Díaz, un total de 56 proyectos ya se encuentran en ejecución y otros 70 comenzarían en el transcurso de este año.

La gremial insiste en que las más de 15 instituciones con las que las constructoras tramitan sus permisos cumplan con los tiempos establecidos y eviten los procesos engorrosos.

Pero, “hay que entender que la industria de la construcción funciona en dos aspectos: en la inversión privada y la inversión pública”, dijo Díaz.

Por eso, por séptima ocasión, la Casalco solicitó a al menos 17 instituciones públicas sus planes de inversión en infraestructura a ejecutarse durante 2018.

Tras el sondeo, la gremial calculó que aproximadamente US$600 -US$700 millones serán destinados a infraestructura pública.

Las inversiones más grandes provendrían de instituciones como el Ministerio de Obras Públicas, Transporte, Vivienda y Desarrollo Urbano (MOP), la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) y Fomilenio II.

El titular del MOP, Eliud Ayala, aseguró que en términos generales, la inversión de obras públicas en infraestructura superará los $222 millones en 2018. El monto, dividido entre los proyectos que ya fueron licitados y otros que están por hacerlo, contempla 17 carreteras y caminos; dos obras de protección (una de ellas en la quebrada La Lechuza en San Salvador); la ampliación del puente de Agua Caliente en Soyapango; la construcción del bypass de San Miguel y la calle que conecta San Marcos Lempa, y el desvío de Zamorano; terminar el paso a desnivel en el Rancho Navarra y avanzar en la rehabilitación de la carretera de La Cuchilla, entre otras obras de señalización y seguridad vial.

CEPA, en tanto, estima que la inversión para 2018 será de US$88.4 millones de los cuales la mayor parte será en el Aeropuerto Internacional de El Salvador (en Comalapa) con US$68 millones y en el Puerto de Acajutla, con US$19.9 millones.

Por su parte, el director ejecutivo de Fomilenio II, Wiliam Pleites, recordó que 2018 es el año en el que comienzan a evidenciarse las obras del componente de infraestructura del segundo compacto de los Fondos del Milenio, otorgados por el gobierno de Estados Unidos a través de la Corporación Reto del Milenio (MCC, por sus siglas en inglés). “Queremos darle información oportuna (a las empresas) sobre dónde estarán los proyectos que se van a inscribir y que participen. Muchas de estas obras van a ser contratadas ahora pero algunas van a comenzar a construirse con más intensidad en 2019 o, incluso, en 2020”, dijo Pleites.

El representante detalló que serán 61 obras por un monto de US$178.2 millones, cuyo plan incluye 3 obras viales por un total de 18 kilómetros; 2 obras de mitigación; y 3 intervenciones en los recintos fronterizos (El Amatillo, Anguiatú y Santa Ana). También, dijo, se firmarán los contratos para la rehabilitación de 46 centros educativos integrales, dos plantas de tratamientos de aguas resituales, un sistema de provisión de agua potable, una rehabilitación de dos sistemas de riego y la suscripción de dos Asocios Público Privados.

Casalco indicó que los empresarios tienen “altas expectativas” de que este año el gobierno, a través de sus instituciones, ejecute eficientemente la millonaria inversión anunciada para la construcción de infraestructura.

Aunque los datos de la ejecución de la inversión anunciada en 2017 se darán a conocer hasta en abril, el promedio no suele sobrepasar el 70 %.

Pin It on Pinterest

Share This