La canciller Alexandra Hill manifestó que tanto Guatemala como México han rebasado su capacidad para albergar a los migrantes. Informó que viajará a EE.UU. para la búsqueda de una solución definitiva para salvadoreños con TPS.

Por El Salvador 

Los albergues para migrantes están sobresaturados, afirmó este lunes la canciller de la República, Alexandra Hill. Aseguró que los países ya no pueden contener el número de personas que tienen en estado de detención.

Es por ese motivo que no descartó abrir nuevos consulados en la frontera norte y sur de México para que puedan apoyar en la crisis migratoria que enfrenta el país y que ocasiona hacinamiento en los países de tránsito como Guatemala y México.

La diputada Margarita Escobar, de la Comisión de Hacienda, expresó que están en toda la disposición de apoyar con aprobación de presupuesto para echar a andar el refuerzo consular.

La canciller destacó que espera que la crisis migratoria que enfrenta El Salvador sirva para construir puentes de entendimiento que además posibiliten crear oportunidades para que los salvadoreños opten por quedarse el país.

“Somos responsables de que nuestra gente se haya ido del país en los últimos 30 años”, dijo la funcionaria. También afirmó que ha gestionado con organismos como la OEA y ACNUR para que se garanticen los derechos de los migrantes en los países de ruta y destino.

La canciller Hill informó además que el próximo lunes viajará a Washington para reunirse con congresistas estadounidenses para buscar una solución definitiva para los salvadoreños que residen en dicho país bajo la sombrilla del Estatus de Protección Temporal (TPS).

“En la cámara baja y el Senado están conscientes y receptivos de la situación que vivimos en el país”, dijo.

También, el viceministro para Salvadoreños en el Exterior, Mauricio Cabrera, tenía previsto reunirse este lunes con los cónsules en Estados Unidos para conocer cómo están trabajando y brindar apoyo de ser necesario.

Trump, duro con las críticas sobre los centros de detención

Por su parte, el presidente de EE.UU., Donald Trump, respondió el pasado 4 de julio duramente a las críticas contra los centros de detención migratorios e indicó que si los inmigrantes no están satisfechos con las condiciones de reclusión que no entren al país.

“Si los inmigrantes ilegales no están satisfechos con las condiciones de los centros de detención construidos o reacondicionados rápidamente, solo díganles que no vengan. ¡Problema resuelto!”, escribió Trump en su cuenta de Twitter.

El gobernante respondió así a la ola de críticas que ha enfrentado su Administración a raíz de las condiciones de los centros a los que son llevados los inmigrantes detenidos por las autoridades tras entrar ilegalmente a EE.UU. o en los que permanecen quienes aguardan respuesta a su solicitud de asilo.

La situación de los centros a los que son conducidos miles de inmigrantes ha quedado bajo la lupa después de que trascendiera un informe de un grupo de abogados que visitó una instalación en Texas en la que permanecían menores inmigrantes no acompañados y se advertía que los pequeños vivían en condiciones insalubres.

Además, recientemente, la congresista por Nueva York Alexandria Ocasio-Cortez también ha criticado a las autoridades fronterizas de EE.UU. después de visitar un centro de detención en la frontera con México, donde aseguró que fue testigo de condiciones “horribles” y de “amenazas sexuales” contra ella.

En el último mes, la desgarradora imagen de Óscar y Valeria, padre e hija salvadoreños que se ahogaron en el río Bravo, fue el icono de la tragedia de la migración. Su caso causó conmoción mundial y reiteró el drama de los migrantes centroamericanos.

Pin It on Pinterest

Share This