Por: La Prensa Gráfica 

l Ministerio de Hacienda ha estimado que con el nuevo impuesto a los servicios de telecomunicaciones, así como a los dispositivos tecnológicos que permiten la utilización de los mismos, recaudará US$140 millones cada año, durante los 10 años que esté vigente la ley de esta contribución, según la propuesta presentada ayer ante el parlamento salvadoreño.

Los fondos, según plantearon funcionarios de Gobierno, serán utilizados para financiar el Plan El Salvador Seguro que elaboró el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia (CNSCC).

Para concretar las acciones de este plan se necesitan más de $2,000 millones. No obstante, el Gobierno también espera conseguir financiamiento para este de fuentes externas. Ayer, el titular de Hacienda, Carlos Cáceres, recordó que están negociando un préstamo por $200 millones ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Otra parte de los recursos vendría de la cooperación internacional.

La semana pasada, la embajadora de Estados Unidos en El Salvador, Mari Carmen Aponte, afirmó ayer que su país respalda y apoyará económicamente el Plan El Salvador Seguro. La diplomática explicó que Estados Unidos, a través de su agencia de cooperación internacional (USAID), sumará esfuerzos al plan. “Desde Estados Unidos estamos dispuestos a apoyar en diferentes ejes que suman un total de 17 actividades y proyectos que podemos empezar a corto plazo, porque creemos que la situación es urgente”, dijo. El Gobierno también espera que pronto se defina la inconstitucionalidad del procedimiento con el que se aprobó la emisión de $900 millones, de los que ha asegurado va una partida para la seguridad.

Pin It on Pinterest

Share This