Hasta el mes de noviembre de este año, el saldo de las Letes ascendió a US$712 millones, según Transparencia Fiscal.

Por El Mundo

Los costos que El Salvador debe asumir para endeudarse a corto plazo y obtener liquidez mediante instrumentos como las Letras del Tesoro (Letes) incrementó un 60 % entre enero y diciembre de este año, según el análisis de la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde).

Así, para emitir deuda de tal forma que sea atractiva para los inversionistas, el Estado salvadoreño pasó de pagar un interés de 2,9 % en la emisión de Letes realizada el 13 de enero de este año, a una tasa de 4,6 % en su última emisión realizada el martes de esta semana, señaló el asesor de Funde, Carlos Pérez.

Esto, explicó el experto, equivale a que, por cada US$100 millones que se emitan en nueva deuda de corto plazo, el Gobierno pagará US$1.8 millones adicionales en intereses respecto a lo que hubiese pagado en enero, debido al incremento del riesgo soberano del país.

“Significa que los inversionistas están exigiendo mayor premio por el riesgo, el Estado está necesitado de recursos, con problemas financieros y está pidiendo a gritos a los inversionistas que le compren Letes”, mencionó Pérez, durante la presentación del informe de coyuntura anual efectuado por Funde.

La tendencia al incremento en el costo de la deuda debido a las degradaciones en las calificaciones de riesgo del país ya había sido advertida por diversos analistas. En julio, la agencia calificadora Fitch Ratings redujo la calificación de riesgo del país, mientras que en noviembre, Moody’s no modificó su calificación, pero cambió la perspectiva a “negativa”.

A este panorama, prosiguió, se suma un “panorama difuso” respecto a una posible reestructuración de esta deuda, puesto que aún no existe una resolución de la Sala de lo Constitucional sobre la demanda interpuesta para la emisión de US$900 millones en bonos. Hasta noviembre de este año, los datos publicados en el sitio web Transparencia Fiscal revelan que el saldo de las Letes asciende ya a US$712 millones.

“Si la situación sigue como está, al mes de marzo va a superar los US$1.000 millones (el saldo de las Letes) ya que la tasa de interés va a seguir creciendo; incluso, puede superar las tasas que se pagaron allá por 2009 en plena crisis que son cercanas al 8%”, advirtió el experto.

Sobre otros indicadores fiscales, Funde señaló que si bien los ingresos han crecido en un 3,5%, estaban US$252 millones por debajo de lo presupuestado. Al cierre del año, se espera que la brecha sea de US$300 millones, dijo Pérez.

Asimismo, se prevé que al cierre de 2015, el déficit fiscal sea equivalente al 3,7% del Producto Interno Bruto (PIB) y la deuda equivalga al 60% del PIB, concluyó el asesor de Funde.

 

Pin It on Pinterest

Share This