Una increíble cualidad es que si mezclas prendas casuales o formales podrás lucir tan formal o tan casual como se quiera.

Por Adriana Cháves / Consultora de imagen y estilo

Confieso que me encanta crear propuestas combinando piezas que tengan el mismo color porque además de que son muy prácticas, te permiten lucir elegante, más estilizada y hasta un poco más alta.

No debes quedar atrapada en lo básico. Se vale explorar con tonos similares y diferentes texturas. También aplica para los hombres.

7 sugerencias para no fallar

1 Lo primero y más importante es elegir un color que te quede bien. Ten siempre presente tu paleta de color y opta por los que complementen tu tono de piel, el color de tus ojos y resalten tus atributos. Además, te harán sentir más segura y feliz.

2 Utiliza prendas del color que elegiste con diferentes texturas y estilos para lograr un aspecto más sofisticado. Puedes usar encajes, cueros, drapeados, plisados, etc.

3 Juega con las intensidades y coloca siempre el tono más oscuro en la parte de tu cuerpo que quieras disimular.

4 Dale al look monocromático un acento de color por medio de accesorios y complementos, a través de tus zapatos, carteras, pañuelos y joyas.

5 Si estás empezando, opta por colores neutros, como blanco, negro, gris, azul marino o beige. ¡Esos colores son seguros y se ven súper elegantes!

6 El total black se impone también en la moda masculina ya que se ha vuelo sinónimo de una personalidad fuerte, objetivos claros y estilo sofisticado.

7 Para los hombres que aman vestir de negro o de total blue, contar con un buen saco es imprescindible. Será la pauta para lucir diferente según la ocasión y darle una forma ancha a la espalda, aspecto sumamente masculino y sexy.

Pin It on Pinterest

Share This