Enero 2023 llega el Ranking de Empresas con Mejor Servicio al Cliente.

Enero 2023 llega el Ranking de Empresas con Mejor Servicio al Cliente.

El futuro del entretenimiento

Jun 5, 2020 | Negocios, Noticias de Hoy

Revista SUMMA
Somos el principal grupo editorial de revistas en América Central y el Caribe.

Tiempo de lectura: 3 Minutos

Uno de los sectores paralizados por la pandemia del covid-19 busca la manera de sobrevivir.

POR Luis Solís /@Luis_Summa

Asistir a un concierto de su artista favorito, apoyar desde las gradas a su equipo deportivo, ir al cine o al teatro eran gratas actividades comunes hoy suspendidas y en riesgo de ser algo del pasado por buen tiempo.

A causa del COVID-19, la industria del entretenimiento enfrenta dos grandes problemas: en su mayoría son eventos de asistencia masiva y al no ser una actividad esencial, el dinero que las personas destinaban a esas actividades podrían tener que moverlo a cubrir otras necesidades. Andrés Guanipa, gerente de MOVE Concerts, sostiene que la crisis dio una estocada al sector: lo deja con una estructura costosa de mantener, por mucho que se reduzca, y sin ningún tipo de ingresos.

“Esta situación es de mediano plazo. Las empresas que aguanten la paralización de sus actividades en el lapso de un año o año y medio sobrevivirán y luego se verán fortalecidas. La industria del entretenimiento en vivo es fundamental para la recreación y el disfrute y puedo asegurar que no va a desaparecer. Paciencia y creatividad son las pa- labras claves”, señala el experto.

¿Streaming?

Guanipa enfatiza que en la industria de eventos en vivo las plataformas de streaming pueden ser una medida paliativa, pero no se pueden convertir en la solución permanente. “Hay algunos ensayos con conciertos vía web o los llamados autoconciertos, que no son otra cosa que el mismo concepto del añejo autocine. Honestamente, no los veo viables por una razón sencilla: la gente puede pagar una vez por un autoconcierto por la desesperación de cambiar su rutina de cuarentena o el esnobismo. Sin embargo, a largo plazo no veo viable esa estructura ni mucho menos que vaya a ser rentable. Lo mismo pasa con los conciertos vía web. La experiencia de ir a un show en vivo es irremplazable”, recalca.

El especialista señala que una vez que los ministerios de salud establezcan los protocolos a cumplir y se puedan realizar aforos, aún cuando sea con una cantidad reducida, las industrias del sector tienen que ser creativas para aprovechar la nueva realidad.

“Muchos hablan que hasta que haya una vacuna se podría pensar en re- activar la industria. Yo no lo veo así, hay que ser realistas y entender que no estamos cerca de tener una en el mercado”, apunta.

Videojuegos y plataformas de streaming, los grandes ganadores

Durante los últimos años, el streaming (o emisiones por internet) se ha vuelto cada vez más popular.

En Italia y en España, por citar casos, durante el confinamiento las nuevas instalaciones de la aplicación de Netflix aumentaron en 57% y 34%, respectivamente. De hecho, la empresa estadounidense reportó más de 16 millones de clientes nuevos este abril 2020.

De igual forma, en marzo pasado, el gasto en videojuegos digitales alcanzó un récord de US$10.000 millones, según datos de mercado publicados por SuperData. La fuente también revela que el cierre de las tiendas del mundo real, debido a la pandemia, hizo que los jugadores compraran más títulos e hicieran más descargas digitales. El gasto en juegos para móviles aumentó 15%, llegando a US$5.700 millones en ese mismo mes, ya que muchos jugaron en teléfonos inteligentes.

La OMS y el fútbol

Algunos países están ya reanudando los partidos de la liga profesional de fútbol, pero sin espectadores, como medida para mantener seguros a los jugadores, al personal y al público. Costa Rica está entre ellos. ¿Cómo se gestionan los riesgos? ¿Cuál será el proceso para lograr que vuelvan a la cancha también los fanáticos? La Organización Mundial de la Salud (OMS) estaría dispuesta a ofrecer consejos para la realización segura de eventos deportivos, sin involucrarse en las decisiones de programación.

«Podemos aconsejar a los diferentes tipos de organizaciones deportivas sobre cómo gestionar riesgos. Ese es el derecho de las confederaciones, federaciones nacionales y gobiernos que organizan ese tipo de eventos», Lo que no podemos hacer es decidir si los eventos se llevan o no a cabo. ha dicho Micheal Ryan, director ejecutivo del Programa de Emergencias de Salud, en una conferencia de prensa. Reconoce que todos quieren que el deporte vuelva a la normalidad y que nuestra vida normal, social y económica se encause, pero debe hacerse sin bajar la guardia, con respecto a las medidas de salud y seguridad que la coyuntura exige.

K

Artículos Relativos