Por ahora la situación de las cadenas de suministros en Guatemala se mantienen estables.

Por Jorge García, Agexport

El mundo entero está empezando a analizar los efectos económicos del impacto del Coronavirus, y tanto entidades públicas como privadas empiezan a tomar decisiones para combatirlos. En general, la mayoría concuerda en que los efectos económicos se concentrarán en 2 factores:
• interrupción de las cadenas de suministro mundiales
• caída del precio de commodities.

Por ahora, el impacto es difícil de cuantificar. Dependerá del éxito de las autoridades chinas para contener el virus. Aunque hay consenso en que la recuperación del crecimiento podría darse en la segunda parte del año, para recuperar la senda normal en 2021.

Mientras todo lo anterior sucede, se está gestando un daño colateral al comercio con China el Latinoamérica y sus commodities. Esto debido a que, aunque se lograra contener rápido la epidemia, el impacto de sus medidas de prevención repercutiría en la economía.

La disminución del consumo en las áreas en cuarentena, poco personal disponible en puertos y aduanas, y la carga de contenedores detenida en terminales chinas son los principales síntomas del daño que el coronavirus le causará a las exportaciones latinoamericanas afectando tanto las exportaciones, como el tipo de cambio e incluso el clima de negocios.

Y si para el resto del mundo es preliminar hablar del impacto económico del coronavirus, para Guatemala lo es aún más.

En este sentido, la Unidad de Inteligencia de Mercados del Departamento de Desarrollo de Mercados y Promoción Comercial, detallan que los primeros riesgos que podrían analizarse provienen de la posible irrupción a las cadenas de suministro de industrias guatemaltecas, al identificar que China se ha vuelto uno de los 3 principales países de origen de las importaciones guatemaltecas. Dentro de las principales importaciones desde China se encuentran los siguientes productos:

De suceder alguna irrupción en las cadenas de suministro, podría provenir de alguno de estos productos, aunque es una situación aún incierta y dependiente de los tiempos de despacho y entrega pactados, que normalmente cuentan con meses de anticipación.

Otro factor a considerar, son las exportaciones guatemaltecas hacia China, a pesar que este mercado asiático no figura en el top de países como destino de exportación, el crecimiento que ha tenido en los últimos años ha sido enorme.

Entre 2018 y 2019 creció un 338% ($145 millones) y pasó de tener el puesto 27 al puesto 12 como país de mayor destino de exportaciones.

Si en algún producto se corre riesgo de irrupción en su cadena de suministro, sea de importación o de exportación, será en alguno de los descritos anteriormente. Los commodities de consumo como el azúcar o el café quizá corran menos riesgos, pero el hierro y acero que son de uso industrial podría correr peligro de caer la demanda de estos.

Por ahora la situación de las cadenas de suministros en Guatemala se mantienen estables. Los largos períodos de anticipación para abastecimientos permiten a las empresas reevaluar sus stocks con un tiempo prudente para evitar paros en sus cadenas de producción, aunque todo depende del desarrollo del virus en China y de la capacidad de las autoridades de controlarlo y neutralizarlo.

Pin It on Pinterest

Share This