Construcción, silvicultura, agricultura y comercio garantizan crecimiento.

Por La Prensa

Estimulado principalmente por el dinamismo de la construcción, la silvicultura y extracción de madera, la agricultura y el comercio, el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) registró en octubre un crecimiento del 3,9%, respecto al mismo mes del año pasado. Dicha expansión es menor al 4,1% que alcanzó en septiembre dicho indicador.

“La variación promedio anual del IMAE se ubicó en 3,8% y el crecimiento acumulado en el período enero-octubre fue de 3,6%”, detalla el informe emitido por el Banco Central de Nicaragua (BCN).

Las actividades que más contribuyeron al crecimiento del IMAE en octubre fueron: la construcción, con un crecimiento del 13,7% respecto a octubre de 2014, empujado principalmente por un incremento en la producción de cemento, acero y madera, que contrarrestó con la reducción en la producción de asfalto, arena, piedra cantera, bloques y adoquines.

Luego se ubicó la silvicultura y extracción de madera, con un crecimiento del 12,4%, que refleja una mayor demanda de madera por parte del sector construcción, de la manufactura de madera aserrada y del incremento de las áreas reforestadas, “especialmente cortinas rompevientos y nuevas plantaciones de especies maderables”, detalla el informe del BCN.

Pese a los efectos provocados por la sequía en algunos cultivos, la agricultura fue la tercera actividad más dinámica, al crecer 11% respecto al mismo mes del año anterior. Según el BCN esto refleja el buen desempeño de la producción de café, frijol y arroz de secano.

Tres sectores cayeron

El dinamismo de estas y otras actividades fue opacado por la caída de tres sectores: la explotación de minas y canteras, el sector pecuario y manufactura. La primera actividad en octubre registró una contracción del 29,9%, en relación a ese mes del año pasado, provocado principalmente por una merma en la producción de oro y la extracción de piedra cantera y material selecto. Entre enero y octubre dicha actividad acumula un retroceso del 13,4%.

El sector pecuario también sigue deprimido, en octubre cayó 6,9%, como consecuencia de la reducción en la matanza y la exportación de ganado en pie. Aunque, según el BCN, esta merma fue contrarrestada parcialmente por el incremento en la producción de leche, aves y huevos y la matanza porcina, pero esto no evitó la contracción del sector. Entre enero y octubre el sector pecuario acumula una caída del 1,4%.

En el caso de la industria manufacturera, su índice agregado se redujo en 0,2%. Dicha contracción es atribuida por el BCN a la menor producción de carnes y pescado, otros alimentos, tabaco y productos textiles entre otros. Merma que fue compensada en parte por un mayor dinamismo en la producción de bebidas, derivados del petróleo y productos metálicos y no metálicos entre otros.

Aunque entre enero y octubre la actividad pesquera y acuícola acumula una caída del 7,9%, durante octubre dicho sector dio indicios de recuperación, al registrar un crecimiento del 0,4%.

Esta expansión fue estimulada por una mayor captura de langostas y otros productos como el pepino de mar y el camarón marino, detalla el informe del Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) publicado por el Banco Central de Nicaragua.

Pin It on Pinterest

Share This