Aprobación de acuerdos con el Fondo Monetario será clave para seguir mejorando, según expertos.

Por Revista Summa

La economía costarricense ha venido mejorando de manera paulatina durante los primeros meses del 2021, luego de un 2020 más que complicado por los efectos de la pandemia. Así lo dieron a conocer analistas del Grupo Financiero ACOBO en el webinar “Escenarios económicos y perspectivas de cara al acuerdo con el FMI” impartido este jueves en sus plataformas. 

De acuerdo con cifras del Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE), dado a conocer por el Banco Central, a marzo pasado la economía nacional registró un crecimiento interanual de 3,9%; dicho crecimiento viene ligado al repunte en la economía de Estados Unidos, uno de los principales socios comerciales de Costa Rica, y a nivel interno, por un comportamiento favorable de las exportaciones del régimen de zonas francas.  

“Son tasas de crecimiento positivas, reflejan un comportamiento de la economía favorable. Poco a poco la economía local va mejorando, impulsada por la recuperación de la economía internacional. Sin embargo, a nivel interno, la mejora va siendo desigual entre los distintos sectores, es decir, no todos están creciendo al mismo ritmo. El buen comportamiento de la economía de Estados Unidos impulsa nuestra economía”, explicó Luis Diego Herrera, analista económico del Grupo Financiero ACOBO.  

Por otro lado, el analista considera que, para final del año, la economía nacional mostrará un crecimiento cercano al 3%, en el tanto se logren aprobar los acuerdos negociados con el Fondo Monetario Internacional.  

Otros indicadores de la economía han mostrado una relativa estabilidad, por ejemplo, el tipo de cambio, que se ha mantenido controlado e inclusive, pese a la menor oferta de divisas, el mercado cambiario ha mostrado excedente de divisas.  

Asimismo, las cifras fiscales mejoraron al cierre del primer cuatrimestre del 2021, al punto que mostraron un superávit primario por primera vez en seis años.  

“La recaudación de Hacienda ha mejorado gracias a la mayor recaudación del impuesto sobre la renta, al punto de que en el primer cuatrimestre se observó un superávit primario del 0,6% del PIB. Sin embargo, los intereses, remuneraciones y gastos de capital son los gastos de mayor crecimiento”, resaltó Herrera.  

Otro punto positivo es que, debido a la confianza de los inversionistas en el país, el financiamiento de Hacienda para atender sus necesidades sobrepasó la meta planteada para el primer semestre de 2021, lo cual quita presión al alza sobre las tasas de interés.  

En el caso de la inflación, ha tenido un leve repunte en los últimos meses, producto del aumento de algunas materias primas que Costa Rica importa y, por otra parte, el incremento en los precios de los combustibles, pero aun así se encuentra en 0,24% en lo que va del año, por debajo del rango meta proyectado por el Banco Central, (entre 2% y 4%).   

¿Qué esperar para los próximos meses?  

De acuerdo con el análisis del Grupo Financiero ACOBO, de cara a los próximos meses va a ser clave el futuro de los proyectos de ley que se negociaron con el Fondo Monetario Internacional, la recuperación de las economías mundiales y el avance de la atención a la pandemia.  

A grandes rasgos, se esperan los siguientes escenarios en la economía costarricense:

  • Mejora moderada en la actividad económica 
  • Tipo de cambio con leve tendencia a la depreciación  
  • Inflación al alza, sin sobrepasar la meta del Banco Central  
  • Estabilidad en tasas de interés  
  • Finanzas públicas seguirán mejorando  
  • Buen desempeño de exportaciones de bienes y recuperación del sector servicios (turismo)  
  • Mejoría en la actividad economía de principales socios comerciales  
  • Estabilidad en política monetaria de la Reserva Federal (FED) 

Pin It on Pinterest

Share This