¿Quién es quién entre los Líderes que inspiran en la región? Aún está a tiempo de ser parte de este especial. Julio 2024. – Revista Summa, es una publicación mensual de Summa Media Group
Junio 2024. Celebramos nuestro 30 aniversario

Digitalización de datos en salud contribuye a la sostenibilidad del sistema de salud

Jul 21, 2023 | Noticias de Hoy

Revista SUMMA
Somos el principal grupo editorial de revistas en América Central y el Caribe.

[wp_applaud]

El fortalecimiento digital del ecosistema de salud deriva en mejores prácticas sanitarias en relación a la toma de decisiones informadas, planeación, inversión, compras, control eficiente de recursos financieros, médicos y de infraestructura, entre otros.

Por Revista Summa

La transformación de la medicina se enfoca cada vez más en la digitalización. Los datos en salud son clave para responder a las necesidades de los pacientes y mejorar diagnósticos y tratamientos, al brindar resultados clínicos fiables que ayuden en las decisiones terapéuticas personalizadas; además, contribuyen en la sostenibilidad del sistema sanitario al permitir que la toma de decisiones esté basada en información asertiva.

Un sistema de salud digitalizado e interoperable impacta positivamente todo el proceso de atención de salud, ya que consolida una base de datos para uso y análisis a gran escala; impulsa diagnósticos y tratamientos personalizados; permite la vigilancia epidemiológica para conocerla incidencia de las enfermedades y su prevalencia en la población; maximiza los recursos disponibles y promueve la construcción de modelos de acceso a la innovación, generando valor al planificar sobre las necesidades futura de la población.

Desde la perspectiva de los pacientes, la digitalización robustece la atención médica desde los primeros niveles de atención al ser el primer punto de contacto con el cual se inicia la construcción del historial detallado y donde se abordan todos los antecedentes de cada persona, permitiendo que las decisiones médicas sean informadas, lo que también ayuda a que el paciente se empodere del control y mejora de su condición. Esto a su vez, identifica oportunamente las enfermedades que puedan ser discapacitantes para una persona en un tiempo determinado, minimizando el impacto que esto pueda causar en su independencia y rol activo dentro de la economía de un país.

En el caso de Costa Rica, se cuenta con la herramienta del Expediente Único de Salud (EDUS), el cual se utiliza desde etapas tempranas en la atención; sin embargo, la aplicación no está conectada con el resto del ecosistema sanitario y útil dentro de los sistemas de la Caja Costarricense del Seguro Social. En la ruta hacia la digitalización este año el Gobierno de La República declaró de interés público la creación de la Estrategia Nacional de Salud Digital del país[1].

“Un sistema interconectado enriquece la captura de datos de valor, que a su vez ayudan a los especialistas a anticiparse a lo que necesita el paciente en lugar de simplemente reaccionar a medida que surjan nuevas preocupaciones o nuevas posibles crisis de salud. Por ejemplo, nos permite tener un historial detallado, proveniente de múltiples fuentes, que represente las particularidades de cada persona, favoreciendo planes de diagnóstico, tratamiento y monitoreo”, explicó Carlos Sandoval, director Médico de Roche Centroamérica, Caribe y Venezuela.

Una ruta digital

En esta ruta hacia lo digital, Centroamérica y El Caribe avanzan con acciones que mejoran la gestión de la salud pública; sin embargo, cada país tiene sus necesidades específicas, principalmente por el grado de madurez de su sistema sanitario.

La Estrategia Nacional de Salud Digital tiene como objetivos estratégicos generar el marco de gobernanza, políticas, regulación y cumplimiento que habiliten el proceso de transformación digital del sector salud en el corto, mediano y largo plazo; acelerar la alfabetización digital de los profesionales de la salud y población en general para la creación de una cultura digital segura que facilite la gestión del cambio hacia la transformación digital del sector salud; e implementar una arquitectura nacional de intercambio de información en salud que facilite la interoperabilidad, estandarización y gobernanza de los datos de salud acorde con los marcos de referencia internacionales y buenas prácticas.

Incluso la Organización Panamericana de la Salud indica que “la digitalización de los servicios de salud supone cambios culturales importantes tanto para el personal de salud como para la población en general” y expone 8 principios para el proceso de transformación de la salud digital: conectividad, bienes digitales, salud digital inclusiva, interoperabilidad, derechos humanos, inteligencia artificial, seguridad y arquitectura[2].

Un proceso adecuado de fortalecimiento digital dentro del sistema, trae ventajas operaciones como la toma de decisiones informadas en relación a la planeación, inversión, control eficiente de recursos financieros, médicos y de infraestructura; esto se deriva en mejores prácticas sanitarias como la captura y el resguardo de información de los usuarios, bajo estándares internacionales; el fortalecimiento de programas de salud; calidad en la atención dentro de todo el ecosistema sanitario; descongestionamiento de los servicios hospitalarios; actualización de listas de medicamentos y evaluación de tecnologías sanitarias, por ejemplo.

La digitalización contribuye a la sostenibilidad del sistema de salud. Alcanzar este objetivo requiere de un trabajo colaborativo y articulado de distintos sectores y construir juntos un marco que respalde esta transformación en la medicina. Esto incluye cambios en el modelo operativo, conocimiento de la tecnología y capacidades por parte de las partes interesadas, el desarrollo de infraestructura que pueda producir una variedad de datos en plataformas interoperables y una gestión interinstitucional que permita utilizarlos para tomar las mejores decisiones.

“Todos los sistemas de salud afrontan retos para suplir una demanda ilimitada de servicios, por eso se debe ser más eficiente en la movilización de recursos, priorizando políticas públicas, promoviendo un uso racional basado en evidencia y creando incentivos financieros y no financieros, para lograr una mayor y mejor accesibilidad. Justamente, las alianzas entre los diferentes actores del ecosistema impulsan la digitalización de la salud, donde la tecnología y la ciencia de datos se unen para fortalecer los sistemas de salud”, finalizó Sandoval.

K

Artículos Relativos